Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

El Cucufate

José A. Prados

21 noviembre 2018

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Ambientado en una casa abandonada y con la música como leitmotiv, tiene cerveza artesana propia y una parrilla de carbón.

Muy cerca de Madrid, en San Sebastián de los Reyes, acaba de abrir un nuevo restaurante al que sus promotores califican de ‘puro desconcierto’ porque está ambientado en una casa abandonada con la música como leitmotiv, además de siete especialidades entre las que destacamos la cerveza artesana y la parrilla de carbón.
 
El escenario es único en El Cucufate y sorprende a todos cuando llegan con un nuevo concepto de experiencias en torno a una mesa donde nada es lo que parece. Una gran pantalla LED recibe a los visitantes en un restaurante que estéticamente parece una casa antigua, sombría y abandonada, con un pasadizo de acceso en el que figuras triangulares desenvuelven la imagen transformada. La casa está llena de simbolismos y elementos de fantasía –paredes con oídos, cuadros que cambian de personaje según la perspectiva-, todo con un elemento conector que es la música y la mesa de un DJ de 2,5 metros que imprime una gran energía sonora y devuelve luz a los puntos más sombríos.
 
El baño también tiene su carga estética en un ambiente creado por el papel pintado de estilo victoriano, suelo en damero, frisos de madera desgastada y una vegetación que contribuye a ese efecto de abandono. Y, de vuelta al local, una gran librería cubre todo el respaldo de los bancos y sirve de soporte a radios antiguas que esconden algunos de los 20 altavoces o la cava de vinos.
 
El reservado está decorado como la estancia principal de la casa, con chimenea y grandes cuadros cuya imagen cambia según la posición de quien observa (desde Beethoven a Lady Gaga), y tiene un aforo para 40 personas máximo, con la posibilidad de transformarse en tres pequeños salones con capacidad para 10 comensales cada uno.
 
El salón principal de El Cucufate está presidido por una gran barra, lámparas creadas con instrumentos musicales y muebles antiguos. Hasta 14 variedades de cerveza artesana –elaborada por Cerveza Mica en Aranda de Duero, Burgos- se almacenan en grandes bidones y se sirven en grifo con sistema DuoTank. También ofrecen coctelería de autor para acompañar el almuerzo o cena, conservas, embutidos españoles e italianos, una carta de 25 quesos seleccionados por Poncelet, la Pizza Chicago, la única variedad que se sirve con un toque gourmet y la estrella del local es la parilla de carbón, donde se preparan cortes de carne (de la Finca de Jiménez Barbero o Quercus) o en parrillas vietnamitas o coreanas, su aportación exótica.
 
El Cucufate está en la avenida Matapiñonera, 15 de San Sebastián de los Reyes (Madrid), tiene un aforo para 225 personas y abre a diario desde las 12 a las 02 horas (sábados y domingos hasta las 03,30 horas) y el horario para el brunch en sábados y domingos es de 11 a 14 horas. Más información en www.elcucufate.es
Leer revistas
Revista nº 94 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium