Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

El Audi A8 se electrifica

José A. Prados

11 junio 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

El Audi A8 se electrifica.

Con la tecnología ´mild hybrid´ y el sistema eléctrico principal de 48 voltios se abren más posibilidades de eficiencia energética.

La electrificación del automóvil es un hecho innegable y en los próximos años los avances en este sentido serán muy importantes para lograr mejores resultados en los motores de combustión. Es la hibridación, que dependiendo de la capacidad de la batería tiene distintos niveles, y en el caso del nuevo Audi A8 se ha optado por un sistema ‘mild hybrid’ que se apoya en una batería de iones de litio de 48 voltios con una capacidad de carga de 10 Ah situada debajo del suelo del maletero.
 
Los técnicos de la firma alemana han desarrollado un sistema mild hybrid (MHEV) de hibridación ligera que consta de dos elementos principales, el alternador/motor de arranque (BAS) de 48 voltios movido por correa, que complementa al motor de arranque convencional accionado mediante un piñón de ataque, empleado para el arranque en frío únicamente.
 
Este sistema presenta claras ventajas al entrar en funcionamiento el Start/Stop cuando el coche se acerca a un semáforo en rojo a una velocidad inferior a los 22 km/h, momento en el que se desconecta el motor, pero si antes de llegar a detenerse por completo se pone el semáforo en verde, el conductor suelta el pedal del freno y de forma inmediata vuelve a arrancar el motor gracias al alternador, unido de forma permanente por correa al motor térmico.
 
Otra utilidad del sistema BAS es en carretera, cuando el Audi A8 circula en ‘modo inercia’ o rueda libre entre 55 y 160 km/h, con el motor apagado y sin emisiones contaminantes. En el momento en que el conductor pisa de nuevo el pedal del acelerador, el BAS proporciona un rápido y suave arranque del motor, volviendo a circular de forma normal, pero con un ahorro importante de combustible que puede ser de hasta 0,7 litros cada 100 kilómetros.
 
Para lograr una alta eficiencia energética, el nuevo Audi A8 equipa un sofisticado sistema de gestión de la propulsión, procesando datos de la red de sensores, incluyendo la cámara delantera, con la ventaja de que recupera energía para cargar la batería no sólo cuando se accionan los frenos o al rodar por inercia en retención, sino también cuando decelera autónomamente, es decir, cuando detecta que está demasiado cerca del vehículo precedente.
Leer revistas
Revista nº 81 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium