Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

CitroŽn C4 y Ž-C4 elťctrico

Julio BenŪtez

20 diciembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artŪculo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Las nuevas berlinas compactas fabricadas en Madrid con aires de SUV ofrecen un confort a bordo excepcional y una gran estabilidad.

El nuevo Citroën C4 que se fabrica en la planta madrileña de Villaverde vuelve a revolucionar el segmento de las berlinas compactas, como en décadas anteriores lo hizo con el popular ‘GS’. El nuevo concepto es una fusión inédita entre un turismo compacto y un SUV, así como una versión 100% eléctrica muy tecnológica y democrática. Las versiones de gasolina y diésel de 130 CV, y el ë-C4  eléctrico de 136 CV ya están disponibles con descuento de lanzamiento desde 19.300 y 30.600 euros, respectivamente.
 
La principal característica del nuevo C4 y el ë-C4 es su tecnología de unión al suelo con altura sobre-elevada de 156 milímetros, algo más de la media de un turismo y algo menos de la de un SUV. A esta tecnología se añade una suspensión con amortiguadores progresivos hidráulicos (ya utilizados en el C4 Cactus y en el C5 Aircross) que tiene como resultado un buen confort de marcha y una alta calidad de rodadura, con el efecto de una ‘alfombra voladora’ afirman sus mentores. Las suspensiones blandas y confortables no gusta mucho a los que prefieren dinamismo y deportividad, pero los expertos de Citroën están convencidos que es lo que vuelve para los vehículos de uso cotidiano, como respuesta a las nuevas normas de circulación y de respeto por el medio ambiente.
 
Buen equilibrio entre confort y estabilidad
El comportamiento dinámico del nuevo C4 podemos decir que se ha actualizado. En este sentido, la innovación más importante de la marca ha sido conseguir buen equilibrio entre una amortiguación de mucho confort y una estabilidad incuestionable que hemos podido comprobar en este primer contacto. Para lograr esto, el recurso ha sido sencillo: añadir dos topes hidráulicos en ambos extremos de los amortiguadores, uno de extensión y otro de compresión, con el fin de atenuar los movimientos de la carrocería. Y bien que lo ha logrado. Las inclinaciones en curvas son mínimas, los balanceos en cambios repentinos de trayectoria o los cabeceos en frenadas bruscas también se han reducido. Como lo ha hecho en gran parte de su historia, Citroën vuelve a ofrecer técnicas vanguardistas de unión al suelo.
 
Todo indica que el segmento C, con modelos de 4,25 y 4,55 metros de longitud se desintegra en parte. Las nuevas características del C4 lo aleja de competidores históricos con los que, por temporadas alternó el liderazgo en el segmento C, como con el SEAT León, el Renault Mégane y el Peugeot 308. Algo menos con el Opel Astra, el Ford Focus, el Volkswagen Golf, el Honda Civic y el Fiat Tipo. Así como otros más contemporáneos como el Hyundai i30, el Kia ceed y el Skoda Scala. Con el nuevo concepto del ‘C4’2021 es más semejante a los Ford Focus Active y Puma, al Nissan Qashqai y al Mazda CX-30.
 
Primeras entregas con motores de gasolina y diésel de 130 CV
De momento las motorizaciones disponibles que se combinan con los acabados Feel, Feel Pack y Shine son: el tricilíndrico de gasolina 1.2 PureTech de 130 CV, disponible con cambio manual de seis velocidades o automático EAT8. La versión diésel es el 1.5 de cuatro cilindros en línea BlueHDI de 130 CV, que por ahora sólo está disponible con cambio automático EAT8 y en los acabados Feel Pack y Shine. Más adelante llegarán otros dos motores de gasolina de 100 y 155 CV, el primero para la versión de acceso a la gama solo con cambio manual de 6 velocidades y el segundo, sólo automático de 8 relaciones. También habrá un diésel de 110 CV sólo con cambio manual. Todos los C4 automáticos incluyen levas detrás del volante para el cambio manual secuencial.
 
C4 eléctrico de 136 CV y recarga optimizada
Por último, el ë-C4, que es el quinto modelo electrificado de la marca de los ‘chevrones’ (tras el C5 Aircross Hybrid, el supercompacto AMI, el ë-Jumpy y el ë-SpaceTourer), con un motor eléctrico de 136 CV, con un par  máximo de 260 Nm, una batería de 50 kWh de capacidad con la que puede tener una autonomía de 350 km y modos de recarga desde 30 minutos hasta 24 horas.
 
El tiempo de recarga más rápido es a través de una toma pública con un cargador de 100kW, a un ritmo de 10 km/minuto y el 80% de la capacidad que se completa en 30 minutos. En casa, con un punto de carga de 32A, de compra o alquiler, la carga al 100% se completa en 7h 30 minutos en instalación monofásica, y en 5 horas en trifásica con el cargador opcional de 11 kW. También en casa, con una toma de 16A tipo Green’upLegrand en 15 horas, y en más de 24 horas en una toma doméstica estándar.
 
El ë-C4 también cuenta con un modo ‘Brake’ consistente en un mando con el que aumenta la frenada regenerativa y el vehículo desacelera nada más de levantar el pie hasta casi detenerse y así aumentar la carga de la batería y por tanto la autonomía. La batería de iones de litio es de alta tensión con 400 V, y tiene una garantía de 8 años o 160.000 km.
 
Técnica de unión al suelo de vanguardia
El diseño de los nuevos C4 combina elegancia, aerodinámica, robustez y posición elevada propia de un SUV. La línea del techo que acaba con una luneta trasera inclinada proporciona un buen coeficiente aerodinámico y cuyo perfil recuerda al mítico Citroën GS, en su época con diseño rompedor y caracterizado por su dinamismo y confort. El portón con el que se accede al maletero de 380 litros (ligeramente por encima de la media) acaba en vertical y con un alerón que recuerda al C4 Coupé de 2004. Toda la carrocería, parachoques, puertas y pasos de rueda están enmarcados con protectores plásticos negros, y otros como los faros antiniebla recuadrados en plata o naranja. La iluminación tiene nueva firma en el frontal y es LED en todos sus puntos de luz.
 
El nuevo C4 estrena plataforma compartida con muchos modelos de grupo de marcas PSA y esencialmente adaptada para alojar la  propulsión eléctrica. La cotas con las que aspira a liderar el mercado son de 4.360 mm de longitud, 1.800 mm de anchura y una altura de 1.525 mm que le confiere un buen dominio visual del entorno al volante. Los voladizos son cortos y se combinan con ruedas de 690 mm de diámetro. La distancia entre ejes o batalla es de 2.670 mm, nos parece suficientemente larga para su longitud, por lo que la  habitabilidad y el espacio interior gana mucho.
 
Interior con burbuja de confort
Citroën considera al habitáculo del C4 y ë-C4 como una burbuja de confort y no se equivoca tanto. Todo parece estar diseñado para una movilidad confortable y práctica. El salpicadero horizontal recubierto de material blando se interrumpe por dos pantallas, una táctil en el centro que controla el sistema multimedia y las funciones del coche, y otra más pequeña también digital que corresponde a la instrumentación y sólo con los gráficos necesarios. Del salpicadero a la altura del acompañante se desliza un cajón-bandeja (Smart PadSupport Citroën) preparado para integrar tablets o Smartphone de gran tamaño. Las versiones más equipadas pueden incluir una lámina de metacrilato situada detrás del volante y con el fondo del parabrisas en la que se proyectan los datos de conducción.
 
Los asientos ‘AdvancedComfort’ del nuevo C4 son muy confortables y dan la sensación de estar en el salón de un hogar. El mullido es cómodo como un colchón de cama. La marca asegura que permite estar sentado en ellos  centenares de kilómetros  sin notar cansancio. Para aumentar más aún el bienestar a bordo y alejarse de las situaciones de gran estrés, los asientos delanteros pueden disponer de calefacción y de un sistema de masaje.
 
Tanto los C4 con motores de combustión como el eléctrico disponen de hasta 20 tecnologías de ayuda a la conducción. Entre ellas destaca el Highway Driver Assist, un dispositivo que reúne varias funciones del nivel 2 de conducción autónoma, y también cuenta con seis avanzados sistemas de conectividad. Incorpora el navegador 3D Citroën Connect NAV, que optimiza el tiempo de los trayectos con información del estado del tráfico en tiempo real. Entre otros dispositivos y  sistemas destaca la cámara de visión en 360 grados, el Park Assist o el regulador de velocidad activo con función Stop&Go.
 
Al volante del ë-C4 y del PureTech 130 automático
Con ambas motorizaciones realizamos el test drive organizado por la marca en este primer contacto, que tuvo lugar con el eléctrico por zonas restringidas a la circulación en el centro de Madrid y de otras ciudades de la Comunidad para vehículos que no tengan el distintivo ‘O emisiones’ como el que tiene la unidad que hemos probado. En principio hay que reconocer que la conducción individual del nuevo C4 eléctrico (según el protocolo de protección ante el Covid-19) ha sido  una experiencia enriquecedora. No siempre nos montamos en un coche tan cómodo y fácil de conducir. Hasta en los tortuosos atascos de Madrid nos mantiene con una calma poco habitual, ya que se disfruta de un funcionamiento suave, de un tacto exquisito de  mandos y con la ausencia de ruidos y vibraciones. Esto último no sólo de nuestro vehículo sino también de otros con los que compartimos la calzada gracias al buen aislamiento del habitáculo.
 
Las prestaciones del ë-C4 llegan a sorprender. En la consola hay un mando con el que se seleccionan tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport. Con el último ofrece el máximo rendimiento, una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y una velocidad máxima de 150 km/h. Entrega  el par máximo de 260 Nm a poco de pisar el acelerador. Otro aspecto positivo es la capacidad de frenado. En alta velocidad por autovía frena de modo contundente y progresivo sin alterar en este caso al único ocupante. En ciudad con sólo levantar el pie y accionando el mando de recuperación de energía puede detener el vehículo por completo sin pisar el pedal del acelerador.
 
El motor de gasolina PureTech de 130 CV también es referente
El segundo recorrido de la jornada del test drive se hizo a los mandos del C4 de gasolina PureTech de 130 CV y con cambio automático de ocho velocidades (EAT8). El itinerario transcurrió por autovías y carreteras secundarias de la Comunidad de Madrid. El tráfico denso de un día laborable después de las 15:00 me ha impedido de sacar algunas conclusiones. No obstante me quedo con una cualidad sorprendente. Nunca había conducido un coche con motor de tres cilindros tan silencioso y refinado. Además  no tan diferente al eléctrico probado en el primer recorrido, sobre todo en régimen bajo como es  necesario en ciudad. En alta velocidad o en aceleraciones decisivas suena algo más, pero la mayoría de los ruidos son de origen aerodinámico o de rodadura.
 
El consumo ajustado y las emisiones de CO2 reducidas son otros de los buenos argumentos de esta versión. La unidad probada homologa un gasto en ciclo WLTP de 5,8 litros por cada 100 km (5,3 litros/100 km el de cambio manual) y en ningún momento el registro instantáneo sobrepasó los 6,4 litros/100 km. Un buen dato por haber tenido numerosas retenciones y marcha lenta. Las emisiones en ciclo mixto WLTP son de 130 gramos/km y el Impuesto de Matriculación en España se mantiene en 0%. El cambio de marchas automático de 8 velocidades funciona con una notable suavidad y se acciona desde una pequeña palanquilla con las tres  posiciones básicas: R de marcha atrás, N de neutro y D de avance directo, a las que se suma la P de aparcamiento.
 
PRECIOS
 
VERSIÓN TARIFA
C4 PureTech 130 S&S 6V Feel 22.300 €
C4 PureTech 130 S&S 6V Feel Pack 23.700 €
C4 PureTech 130 S&S EAT8 Feel Pack 25.300 €
C4 BlueHDi  130 S&S EAT8 Feel Pack 26.800 €
C4 PureTech 130 S&S 6V Shine 24.800 €
C4 PureTech 130 S&S EAT8 Shine 26.600 €
C4 BlueHDi 130 S&S EAT8 Shine 28.100 €
é-C4 eléctrico 100 kW Feel 33.900 €
ë-C4 eléctrico 100 kW Feel Pack 35.300 €
ë-C4 eléctrico 100 kW Shine 36.600 €
 
Estos precios no incluyen los descuentos de lanzamiento de 1.500 y 1.800€, independientemente de los que puedan sobrevenir de planes con incentivos de la Administración Pública de España.
 
Julio Benítez – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista n¬ļ 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium