Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Breguet Marine Équation Marchante

José A. Prados

19 abril 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Fiel a sus orígenes marinos, este reloj reúne en su esfera un bonito y ligero tourbillon, calendario perpetuo retrógrado y ecuación del tiempo.

En la primavera de 2017 Breguet anunciaba en la colección Marine uno de sus modelos más complejos, el Marine Tourbillon Équation Marchante 5887, un sofisticado reloj en platino dotado de una de las funciones más complejas de la Alta Relojería, que ahora también está disponible en caja de oro rosa de 18 quilates de 43,9 milímetros de diámetro y un grosor de 11,75 milímetros, sumergible hasta una profundidad de 100 metros..
 
El Breguet Marine Tourbillon Équation Marchante 5887 es capaz de aunar la deportividad de la colección Marine con un movimiento que tiene varias complicaciones y una elegante decoración en la esfera que recuerda sus orígenes náuticos, pues en 1815, el rey de Luis XVIII de Francia nombró al fundador de esta Maison, Abraham-Louis Breguet, Relojero de la Marina Real.
 
Esta vinculación con el mar queda reflejada en primer lugar en la esfera, de color pizarra con un dibujo guilloché que dibuja crestas de olas en el centro, destacando en este escenario las agujas tipo Breguet à pomme en oro rosa. En el anverso del reloj está representado el buque insignia de la Marina francesa, el Royal Louis, ornamentando los cuatro puentes del movimiento, un diseño que cobra vida gracias a unos minuciosos detalles cincelados sobre cada uno de ellos, un trabajo de gran precisión que exige una perfecta alineación en el montaje. El tambor del barrilete luce una rosa de los vientos grabada a mano, mientras que la masa oscilante periférica de platino, guilloché y grabada con el nombre Breguet, ofrece una vista totalmente abierta sobre el conjunto del movimiento y su decoración.
 
La complicación más destacada de esta pieza de Alta Relojería es la Équation Marchante, por lo que el Marine Tourbillon dispone de dos agujas de minutos, una para la hora civil y otra para la hora solar, pudiendo el usuario leer ambas simultáneamente. En el corazón del movimiento destaca una leva sobre un disco de zafiro que efectúa una vuelta en un año, reproduciendo fielmente el ciclo de la ecuación del tiempo. Este disco transparente, que lleva la inscripción de los meses en su parte exterior, permite apreciar el tourbillon situado debajo. El mecanismo también incorpora una rueda diferencial. Su ingenio reside en su capacidad de combinar dos fuentes mecánicas de información para un solo resultado. La indicación de los minutos civiles la produce el tren de ruedas principal del reloj. El valor de la ecuación del tiempo la proporciona el pulsador que sigue la forma de la leva. Así, el diferencial aplica efectivamente la forma del cálculo de la hora solar (hora civil más ecuación del tiempo), que está indicado por la aguja de los minutos solares.
 
Por si esto fuera poco, el reloj Marine también incluye un calendario perpetuo que tiene en cuenta las irregularidades del ciclo del calendario durante cuatro años, tanto los meses de 30 y 31 días, como el peculiar mes de febrero de 28 o 29 días cuando es un año bisiesto. La visualización de este calendario, único en las colecciones Breguet, se basa en un mecanismo de concepción inédita. El día de la semana y el mes se visualizan en pequeñas ventanillas y no por agujas, mientras que la fecha se indica mediante una aguja retrógrada que avanza sobre un arco hasta el final del mes, para volver instantáneamente al primer día del mes siguiente durante la noche.
 
Para dar un alto grado de precisión a todas estas complicaciones hace falta un movimiento de gran calidad, para lo que los maestros relojeros de Breguet recurrieron al calibre 581 extraplano, dando lugar al movimiento mecánico de carga automática Calibre 851DPE  dotado de tourbillon, manteniendo las nociones básicas arraigadas en la patente de Abraham-Louis Breguet: los elementos de regulación del reloj –volante, espiral y escape- se colocan en el interior de una jaula que da una vuelta por minuto, equilibrando así las variaciones de marcha causadas por las fuerzas gravitacionales. La jaula es de titanio y la espiral y la rueda de escape, de silicio, experimentando una reducción del grosor en el barrilete del 25%, que tiene una reserva de marcha de hasta 80 horas. Este movimiento consta de 563 componentes, 57 rubíes, numerado y con la firma Breguet. La pulsera es de piel de aligátor marrón con triple hebilla desplegable en oro rosa.
 
Ficha técnica
Caja: oro rosa 18 quilates
Medida: 43,9 milímetros
Movimiento: Calibre 581DPE
Funciones: hora, minutos, segundos, fecha, tourbillon y ecuación del tiempo
Reserva de marcha: 80 horas
Cristal: zafiro antirreflejos
Esfera: pizarra con decoración guilloché
Índices: números romanos aplicados en oro rosa
Agujas: Breguet á pomme de oro rosa
Fondo: cristal zafiro
Estanqueidad: hasta 100 metros
Brazalete: piel aligátor marrón
Precio: 211.100 euros
Más información en www.breguet.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium