Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

BRAFA subasta el Muro de Berlín

VidaPremium

7 noviembre 2019

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Cinco segmentos originales de 3,8 metros de altura y 3,6 toneladas saldrán a la venta en el 65 aniversario de la feria de arte de Bruselas.

En los últimos tiempos, BRAFA ha acostumbrado a sus visitantes a descubrir a un invitado de honor diferente en cada una de sus ediciones. Se ha tratado, según las ocasiones, de museos, fundaciones y artistas internacionales, que han aportado en cada caso un tono particular al evento. En 2020, con motivo de su 65a edición, BRAFA ha decidido innovar, proponiendo una iniciativa inédita: una venta benéfica de segmentos originales del Muro de Berlín.
 
Estos segmentos se adquirieron especialmente ya en 2018, con vistas al trigésimo aniversario de la caída del Muro, que se celebra este 9 de noviembre de 2019. Proceden del Hinterlandmauer, es decir, la parte que conformaba el primer recinto del lado oriental, con una longitud total de 68 km. Fueron desmantelados por las fuerzas armadas de la antigua República Democrática Alemana (RDA) durante las labores de demolición posteriores a la caída del Muro, y adquiridos y reutilizados seguidamente por una empresa de obras públicas situada en los alrededores de Berlín. Con una altura de 3,8 m por una anchura de 1,2 m y un peso de 3,6 t cada uno, incluyen pintadas por ambas caras, realizadas por grafiteros anónimos en distintas épocas.
 
Breve reseña histórica
La construcción del Muro, iniciada en la noche del 12 al 13 de agosto de 1961, pretendía poner fin al éxodo masivo de ciudadanos de Berlín Este y de la Alemania Oriental (provenientes así mismo de otros países de Europa del Este) hacia Occidente, con la idea de completar los dispositivos ya implantados a lo largo de toda la frontera entre las dos Alemanias y más allá, entre la Europa del Este y la del Oeste, para erigir, según la expresión popularizada por Winston Churchill, un ‘telón de acero’ en el que Berlín constituía hasta ese momento el eslabón más débil. A pesar de ello, el Muro no logró estrangular los traslados de población, de manera que los dirigentes de la RDA no cesaron de reforzarlo continuamente, incurriendo en elevados costes para seguir añadiéndole todo tipo de obstáculos.
 
Su desmantelamiento, por el contrario, fue más rápido. Comenzó en los días históricos de noviembre de 1989 cuando, tras una rueda de prensa fallida de las autoridades de Alemania Oriental, miles de habitantes se arremolinaron en distintos puntos de control fronterizo y pasaron a Occidente. Acto seguido, miles de ciudadanos anónimos, armados con picos, martillos o mazos (apodados en alemán los ‘Mauerspechte’, o ‘pájaros carpinteros del Muro’) se lanzaron a destruirlo, ante los objetivos de las cámaras del mundo entero. En los días y semanas posteriores, miles de personas se dieron cita en Berlín con el propósito de arrancar o adquirir por su parte un fragmento a título de recuerdo. Más adelante, el ejército de Alemania del Este procedió a su desmantelamiento y a su destrucción sistemática, así como a la venta de ciertos segmentos. Hoy se encuentra repartido un poco por doquier, principalmente en lugares simbólicos, o bien en el seno de colecciones particulares. Sin embargo, los segmentos enteros, como los que se proponen en BRAFA, escasean en la actualidad.
 
Los cinco segmentos estarán expuestos en el pabellón central de la feria, y se subastarán en exclusiva entre los visitantes de BRAFA hasta la finalización del evento. La recaudación procedente de su venta se destinará íntegramente a cinco acciones concretas. En primer lugar, en el ámbito de la investigación contra el cáncer, a la operación Télévie desplegada por RTL-TVI y la asociación sin fines de lucro Kom op tegen Kanker. Seguidamente, en el ámbito de la integración de las personas discapacitadas, a la obra benéfica CAP48 de la RTBF, junto a la asociación sin fines de lucro Hart voor Handicap. Por último, en el ámbito de la preservación del patrimonio artístico, en apoyo de dos proyectos emprendidos por el Museo de Arte e Historia (Cincuentenario): una nueva sala para las momias precolombinas, como prioridad y, en caso de haberse completado el proyecto, para contribuir a la restauración e instalación del invernadero de Victor Horta para Jean Cousin en una sala del museo consagrada al Art Nouveau.
 
Esta iniciativa es intrínseca al propio ADN de BRAFA, que está basada a su vez en una asociación sin fines de lucro, no en una sociedad mercantil. Dicha particularidad, cada vez más insólita en el panorama de las grandes ferias actuales, contribuye también en gran medida al espíritu del evento. El objetivo de BRAFA no consiste en obtener beneficios, sino en presentar un evento de la mayor belleza posible, que reúna a los mejores marchantes y las piezas más bellas disponibles en el mercado. Y, en su calidad de evento estrella en Bélgica, granjearse la atención del mayor número posible de coleccionistas y visitantes extranjeros.
 
BRAFA - Brussels Art Fair - 26/01 → 02/02/2020
Tour & Taxis, Avenue du Port 88 – 1000 Bruselas
www.brafa.art
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium