Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

BMW R 18

Alfonso Galindo

13 abril 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Nacida con la histórica herencia de la marca, abre el segmento Cruiser usando el motor bóxer como epicentro del placer de conducción.

Un motor bóxer de dos cilindros es la pieza central sobre la que se ha construido la nueva BMW R 18, una moto que se inspira en el pasado de la marca y que abre un segmento, el de las Cruiser con tecnología moderna, tomando como fuente de inspiración modelos como la BMW R 5 de los años 70 que se fabricó en Berlín.
 
Continúa la tradición de los motores bóxer refrigerados por aire que BMW Motorrad comenzó a producir en 1923, pero en este caso se trata del motor bóxer de 2 cilindros más potente utilizado jamás, con una cilindrada de 1802 c.c. y una potencia máxima de 91 CV (67 kW) a 4700 rpm y un par máximo de 150 Nm entre 2000 y 4000 rpm.
 
La pieza central de la suspensión de la R 18 es un bastidor tubular de acero de doble bucle y un basculante trasero que presenta un diseño similar al de la R 5, rodeando la transmisión del eje trasero en un estilo auténtico mediante conexiones atornilladas. La suspensión prescinde de ajustes electrónicos, optando por una horquilla telescópica y una suspensión central montada directamente con amortiguación en función de la marcha y precarga del muelle ajustable.
 
Al igual que la BMW R 5, los tubos de la horquilla telescópica están revestidos con manguitos y tiene un recorrido de 120 mm delante y 90 mm detrás, mientras que el sistema de frenos consta de un disco doble en la rueda delantera y un freno monodisco en la parte trasera junto con pinzas fijas de cuatro pistones.
 
Un detalle que no ofrecen otras motos de este segmento es la posibilidad de elegir entre tres modos de conducción –Rain, Roll y Rock-, y en el equipamiento de serie también se incluye el control de tracción (ASC) desconectable y está equipada con el control de par de arrastre del motor (MSR), ofreciendo un asistente de marcha atrás opcional, así como el control de arranque en pendiente.
 
En las ópticas delanteras encontramos un faro LED de nuevo desarrollo y diseño llamativo con luces de cruce y carretera optimizadas en una carcasa metálica de alta calidad e intermitentes LED de nuevo diseño. El faro autoadaptable opcional funciona con elementos LED independientes con sus propios reflectores que se activan en función del ángulo de inclinación, mejorando sustancialmente la iluminación en zona de curvas.
 
Detrás del faro está el cuadro de instrumentos circular de diseño clásico con pantalla integrada que incluye un marcador analógico para el velocímetro, indicadores luminosos integrados que no son visibles cuando no están iluminados y la emblemática inscripción ‘Berlin Built’ en la parte inferior del cuadro, en referencia a su origen.
 
Habrá una R 18 First Edition exclusiva desde el lanzamiento en color Blackstorm Metallic desde 24.590 euros y una gran cantidad de accesorios para la personalización.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium