Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Blancpain Villeret Ultraplate

José A. Prados

23 diciembre 2019

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Apuesta por la sencillez del modelo original, con una delgada caja de platino, esfera azul y calibre 11A4B con doble barrilete.

Es el reloj elegante por excelencia en la manufactura Blancpain, y de él hemos visto numerosas variantes a lo largo de los últimos años, desde un Villeret Grande Date con caja de oro rojo de 18 quilates a un modelo más complejo con calendario perpetuo, el Villeret Quantiéme Perpétuel en platino. En esta ocasión, la apuesta vuelve a ser por el color azul en el Blancpain Villeret Ultraplate, una creación en la que se conjuga el saber hacer de los artesanos de la marca, innovación y estética, en edición limitada de tan solo 88 ejemplares que se podrán adquirir en las boutiques propias de todo el mundo.
 
Realizado en platino, su caja de 40 milímetros de diámetro aloja una esfera de color azul que nos devuelve a la esencia de la relojería, tomando protagonismo la lectura de las horas y los minutos, pues no hay ningún elemento que distraiga la vista, tan solo las dos agujas centrales y los índices.
 
Inspirado en la estética de los años 80 que impuso el Villeret con su elegancia y discreción, este modelo remarca su aspecto contemporáneo mediante un estilo que se reconoce fácilmente por el bisel doublé pomme delicadamente redondeado, unas agujas minuciosamente trabajadas en forma de hojas de salvia caladas, índices en números romanos y forjados en oro, y su fina caja, de tan solo 7,39 milímetros de grosor.
 
La fiabilidad y rendimiento superior que caracteriza a los modelos de la familia Villeret está garantizada por el calibre 11A4B de carga manual, basado en el famoso calibre 1150, que ofrece una reserva de marcha de cuatro días (hasta 100 horas), alimentado por dos barriletes montados en serie y equipados con resortes de alto rendimiento. Tiene un grosor de tan solo 2,8 milímetros y para su construcción se emplean 131 piezas y 21 rubíes, un delicado trabajo artesano que puede verse parcialmente a través del fondo del reloj.
 
Esta construcción favorece un impulso de energía constante, garantía de precisión desde las primeras horas de marcha hasta los últimos minutos de autonomía del reloj. Con especial afán por hacer que sus relojes sean cómodos de utilizar, la Manufactura de Le Brassus ha dotado a este movimiento de un indicador de reserva de marcha, grabado en el reverso para no sobrecargar la esfera.
 
El movimiento, protegido por un fondo de zafiro, presenta una sutil decoración que se hace eco de la pureza de la cara frontal del reloj. Los puentes, cuya forma se ha rediseñado por completo, portan la tradicional decoración côtés de Genève, así como bordes achaflanados.
 
Las 88 unidades de esta edición especial llevan una correa de aligátor azul con hebilla de hebijón, un conjunto que resulta sumergible hasta una profundidad de 30 metros.
 
Ficha técnica
Caja: platino
Medida: 40 milímetros
Movimiento: automático calibre 11A4B
Funciones: hora y minutos
Reserva de marcha: 100 horas
Cristal: zafiro antirreflejos
Esfera: azul
Índices: números romanos
Agujas: forma de hoja calada
Fondo: cristal zafiro
Estanqueidad: hasta 30 metros (3 bar)
Brazalete: piel aligátor negra
Edición: limitada de 88 piezas
Precio: C.P.V.
Más información en www.blancpain.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium