Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Barcos propulsados con aceite usado

VidaPremium

27 noviembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El carguero que emplea el grupo Volkswagen para transportar coches es el primero en alimentar el motor MAN con carburante ecológico.

La protección medioambiental es uno de los pilares principales del grupo Volkswagen de cara al futuro, y se extiende desde las plantas de fabricación de automóviles al diseño de los mismos, pasando por su transporte, porque el ciclo de vida completo debe dejar el menor rastro posible en el planeta.
 
Entre los avances más recientes en materia medioambiental está la utilización de aceite usado de restaurantes como carburante para propulsar los cargueros que trasladan los vehículos nuevos desde las factorías a centros logísticos de distribución. Así, Volkswagen Logistic ha anunciado que empleará un carburante certificado proveniente de residuos vegetales para ciertos cargamentos de coches nuevos por vía marítima.
 
A mediados de noviembre, un primer carguero repostó este combustible que se produce a partir de materiales como aceite usado de los restaurantes y la industria alimentaria, y un segundo buque seguirá sus pasos a principios de 2021. “Somos el primer fabricante de automóviles en hacer un uso extensivo de este carburante. De esta forma, reutilizamos el aceite residual de una forma compatible con el medio ambiente. Con un 85% menos de emisiones de CO2 que con los carburantes fósiles convencionales, la contribución a la protección del medioambiente es enorme”, dijo Thomas Zernechel, director de Volkswagen Group Logistics.
 
Cada año, dos cargueros fletados por Volkswagen Logistics transportan cerca de 250.000 vehículos nuevos de las marcas Audi, Seat, Skoda, Volkswagen y Volkswagen comerciales, en una ruta que parte de Emdem (Países Bajos), y pasa por Dublín (Irlanda), Santander y Setúbal (Portugal), antes de regresar a Emdem, ruta que se repite cerca de 50 veces al año.
 
Los dos barcos miden 180 metros de eslora cada uno y están propulsados por un motor diesel marino MAN de 19.000 CV (14.220 kW) y en el futuro repostarán en el mar delante de la costa de Vlissingen (Países Bajos) con carburante alternativo suministrado por la compañía neerlandesa GoodFuels. De esta forma, las emisiones de CO2 de los dos buques convencionales a lo largo de toda su ruta se reducirán en más de un 85%, de 60.000 a 9.000 toneladas anuales. Además, las emisiones de óxido de azufre se evitarán casi por completo.
 
Este cambio forma parte de la estrategia para que la logística del Grupo sea aún más respetuosa con el medioambiente: otro elemento es el empleo de gas natural licuado (GNL) para propulsar los cargueros de coches. Estos barcos navegan entre Europa, América del Norte y América Latina. Además, todos los cargamentos por tren en Alemania con DB Cargo pasarán a llevarse a cabo con energía renovable. “De esta forma, Volkswagen Group Logistics está ayudando al Grupo a alcanzar la neutralidad en carbono de aquí a 2050”, dijo Zernechel.
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium