Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Audi Q5 Sportback y SQ5 Sportback

José A. Prados

26 noviembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El tercer SUV coupé de la marca alemana llega en 2021 con lo último en tecnología de iluminación y un motor 3.0 V6 TDI de 341 CV.

Las estética SUV coupé está teniendo una buena aceptación entre los clientes de Audi, que se lanza a por su tercer modelo de estas características a mediados de 2021, tras el e-tron Sportback lanzado recientemente con mecánica completamente eléctrica y el Q3 Sportback a comienzos de este mismo año.
 
Esta fórmula, que ha funcionado muy bien en modelos como el A3 Sportback, A5 Sportback o A7 Sportback, se traslada ahora al segmento más demandado, el de los SUV, y concretamente a su modelo estrella con la versión Q5 Sportback, que luce una estética más deportiva al modificar la línea del techo desde el pilar central hasta la trasera, sin que esto apenas penalice la habitabilidad de las plazas traseras. Las medidas varían ligeramente, de modo que el Q5 Sportback mide 4,69 metros de longitud (7 milímetros más), la batalla crece hasta 2,82 metros y mejora el coeficiente aerodinámico con un valor de 0,30.
 
Fácilmente reconocible por la parrilla Singleframe flanqueada por grandes entradas de aire o los faros con su distintiva firma lumínica en las luces LED diurnas, el Audi Q5 Sportback también introduce avanzadas tecnologías de iluminación con los LED de serie o los faros Matrix LED opcionales. Y en el diseño lateral, la línea de hombros, con un trazo continuo y elegante, enfatiza los pasos de rueda, poniendo de relieve la presencia de la tracción quattro, y el cristal de la tercera ventanilla se estrecha claramente hacia la parte posterior, marcando una fuerte inclinación en la luneta trasera.
 
El modelo más deportivo de la familia Q5 se ofrece con las líneas exteriores Advanced y S line, que se diferencian en el diseño de la parrilla Singleframe, con una paleta de 12 tonos para la pintura de la carrocería y múltiples elementos de personalización, incluyendo el paquete de estilo negro y acabados de pintura completos y de contraste.
 
Y otro detalle importante en un coche de este tipo es la capacidad de remolque, que con la motorización 40 TDI de 204 CV (150 kW), permite remolcar hasta 2,4 toneladas (con frenos y pendiente del 12%), contando con el control de descenso para garantizar la conducción en pendientes pronunciadas sobre firme sin asfaltar. A esto hay que añadir la suspensión neumática adaptativa, que en ciertas situaciones proporciona mayor altura libre al suelo (hasta 45 milímetros al conducir por caminos).
 
En el momento de su lanzamiento contará con dos motores TDI, el 35 TDI con el motor 2.0 turbodiesel de 163 CV (120 kW) y 370 Nm de par máximo con tracción quattro y cambio S tronic de 7 velocidades, y el 40 TDI con el 2.0 TDI de 204 CV y 400 Nm, también con cambio S tronic de 7 velocidades y la eficiente tracción quattro con tecnología ultra que en condiciones normales funciona como tracción delantera y activa la tracción total mediante dos embragues que se conectan de forma inmediata al tren trasero, reduciendo así el consumo de combustible. Estos dos motores llevan un sistema Mild Hybrid (MHEV) de 12 voltios que contribuye a la eficiencia de la mecánica al desconectar  el motor cuando el vehículo circula en modo ‘inercia’ y al entrar en funcionamiento el sistema start-stop desde una velocidad de 22 km/h. La única mecánica de gasolina disponible es el 2.0 TFSI de cuatro cilindros –denominado 45 TFSI-, que entrega 265 CV y 370 Nm, contando con sistema de tracción quattro ultra, sistema Mild Hybrid de 12 voltios y transmisión S tronic de 7 velocidades.
 
La versión más deportiva, el SQ5 Sportback TDI, está propulsado por un motor diesel de tres litros que entrega una potencia de 341 CV (251 kW) y un par máximo de 700 Nm que se mantiene constante entre 1.750 y 3.250 rpm. Una mariposa en el sistema de escape hace que el sonido sea rotundo y sus prestaciones son muy interesantes: aceleración de 0 a 100 km/h y velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente). Al utilizar un sistema Mild Hybrid de 48 voltios que recupera hasta 8 kW en las fases de deceleración, el consumo medio combinado es de 8,2 – 8,6 l/100 km y las emisiones de CO2 de 214-224 g/km.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium