Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Audi Q3 Sportback

José A. Prados

20 octubre 2019

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

La carrocería adquiere un aire deportivo con la línea del techo tipo coupé, portón trasero más inclinado y algo menos de altura total.

Una vez que el concepto SUV se ha asentado plenamente en el mercado, los fabricantes buscan exprimir esta carrocería que nació al combinar la estética de un todoterreno con un turismo. Y en esa búsqueda de nuevos conceptos apareció el término CUV, en el que se engloban los modelos con un aspecto algo más deportivo al modificar las cotas de la carrocería para que vayan algo más pegados al suelo y con la línea del techo que imita las formas de un coupé.
 
Sobre esta fórmula ya han aparecido varios modelos como el BMW X4 y más tarde el X2, y en Audi comenzaron con el Q8, y ahora la saga continúa con el Q3 Sportback, que deriva directamente del renovado Q3, con una longitud similar (4,50 metros) y 2,9 centímetros más bajo, manteniendo la capacidad básica del maletero (530 litros), aunque pierde algo de capacidad encima de la bandeja por la mayor caída del techo.
 
Este modelo culmina unos intensos años en los que se ha renovado por completo la gama, que en estos momentos es una de las más jóvenes del mercado. Los principales cambios están desde el pilar central hacia la trasera del Q3 Sportback, donde se aprecian las diferencias respecto al Q3 del que parte, con una línea del techo en ligera caída y rematada por un discreto alerón, una altura total más baja, portón del maletero más inclinado y un difusor trasero en el que se esconden las salidas de escape.
 
A pesar de la ligera caída del techo y la menor altura, la habitabilidad interior no queda muy comprometida, manteniendo unas excelentes plazas delanteras y una fila trasera con banqueta deslizable 13 centímetros en la que pueden viajar cómodamente dos adultos (no muy altos), mientras que la central está reservada a niños, como en todos los vehículos de este segmento.
 
El interior apuesta por la digitalización, al igual que en el resto de la gama, manteniendo el estilo minimalista que ya hemos visto en el Q3, pero con ligeras diferencias. En función del nivel de acabado montará cuadro de mandos completamente digital de 10,2 pulgadas que muestra la información en diferentes formatos o una de 12,3 pulgadas en los superiores. Lo mismo sucede con el sistema multimedia que va alojado en el Black Panel del centro del salpicadero, una pantalla de 8,8” asociada al MMI Radio Plus y otra de 10,1” en el MMI Navigation Plus.
 
Las cuatro motorizaciones que se han elegido para el Q3 Sportback –todas de cuatro cilindros en línea- están en concordancia con su talante deportivo, coincidiendo exactamente con las de su hermano Q3, de modo que el punto de partida son los de 150 CV en gasolina (35 TFSI) y en diesel (35 TDI), con un segundo escalón de potencia de 190 CV (40 TFSI y 40 TDI).
 
El cambio es S tronic automático de 7 velocidades en todas las motorizaciones, excepto en el 35 TFSI que lleva cambio manual de 6 velocidades. Los motores de 150 CV son tracción delantera y los de 190 CV llevan el sistema de tracción total quattro. Audi anuncia para finales de año una motorización ‘mild-hybrid’ asociada al 35 TFSI de 150 CV con cambio S tronic y un sistema híbrido de 48 voltios que funciona en modo inercia entre 40 y 160 km/h, reduciendo el consumo de combustible en unos 0,4 litros/100 km, y el sistema Start/Stop entre en funcionamiento cuando la velocidad es inferior a 22 km/h. También habrá más adelante una versión RS con motor de 2.5 litros TFSI de 400 CV y sistema de tracción total quattro.
 
Durante la presentación nacional a la prensa especializada tuvimos ocasión de probar a fondo uno de los modelos que más ventas tendrán, el 35 TDI de 150 CV con cambio S tronic de 7 velocidades y sistema de tracción total. No es un motor ruidoso, entrega la potencia de forma suave, y con el Drive Select se puede elegir uno de los seis modos de conducción –uno específico Off Road para los modelos con tracción total-, en función del trazado y de los deseos del conductor.
 
En carreteras de montaña muestra una gran agilidad, enlazando curvas y curvas sin ningún problema, ayudado por un cambio muy efectivo, sobre todo si seleccionamos el modo Sport, que sujeta más la carrocería en los giros y ofrece un tacto más rápido con el pedal del acelerador y el cambio de marchas, también con la posibilidad de utilizar las levas que hay detrás del volante para un mayor control del vehículo. En autovía es muy confortable, con ligeros ruidos aerodinámicos a alta velocidad, y el consumo siempre es bastante razonable, incluso en conducción deportiva (ligeramente por encima de 7 litros).
 
Respecto al Q3, una de las diferencias del Q3 Sportback está en el equipamiento de serie, que incluye en todas las motorizaciones una dirección progresiva que se adapta a la velocidad del vehículo y una suspensión deportiva, con un tacto algo más firme en todos los modos, pero si algún cliente desea montar la suspensión normal lo puede solicitar sin coste.
 
Los precios parten de 39.220 euros, una cifra algo elevada, pero que está justificada porque se trata de un Audi en toda regla, con calidad Premium y unos acabados de primera. Además, está en línea con la mayoría de sus competidores, por lo que eso no será un impedimento para que triunfe. Está disponible en cuatro niveles de acabado, el Básico, Advanced, al que hay que añadir 2.800 euros, S line (2.000 euros más) y Black line (2.000 euros más). En el caso del modelo probado, el 35 TDI S tronic, en acabado S line, sale por 45.500 euros, más los extras que queramos añadir para configurarlo a la media.
 
Ficha técnica
Audi Q3 Sportback 35 TDI S tronic
Dimensiones
Longitud: 4.500 milímetros
Anchura: 1.843 milímetros
Altura: 1.563 milímetros
Batalla: 2.680 milímetros
Peso: 1.770 kilos
Depósito combustible: 60 litros
Maletero: 530/1.400 litros
 
Motor
Tipo: gasóleo, inyección directa y turbo geometría variable
Cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1.968 cc
Potencia: 150 CV a 3000-4200 rpm
Par máximo: 340 Nm a 1750-3000 rpm
Tracción: delantera
Cambio: S tronic 7 velocidades
 
Prestaciones
Velocidad máxima: 209 km/h
Aceleración (0 a 100 km/h): 9,3 segundos
Consumo medio: 5,1 l/100 km
Emisiones CO2: 153 g/km (WLTP)
 
Precio: desde 40.690 euros
 
José A Prados (Granada)www.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium