Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Audi Q2 2020

José A. Prados

29 diciembre 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El modelo más pequeño de la gama SUV del fabricante alemán se actualiza con cambios estéticos y tecnológicos, desde 27.960 euros.

Presentado en el Salón de Ginebra de 2016, el Audi Q2 se convirtió en el modelo de acceso a la gama SUV, un elegante todocamino del segmento Premium que en 4,21 metros de longitud reunía todos los ingredientes del fabricante alemán, heredando el aspecto y la forma de conducción en un tamaño compacto.
 
Cuatro años más tarde, y con más de 27.000 unidades vendidas en el mercado español, el Audi Q2 afronta una serie de cambios que afectan al apartado estético y tecnológico, introduciendo de serie los servicios Audi connect, ofreciendo la posibilidad de montar faros Matrix LED y con sistemas de asistencia de última generación que lo sitúan entre los más seguros de su segmento.
 
Ya está a la venta con precios que parten de 27.960 euros en la versión de acceso con el acabado Básico y el motor 30 TFSI de 110 CV, sin apenas variaciones en el tamaño, con una longitud de 4,21 metros –crece 17 milímetros respecto al modelo anterior-, 1,79 metros de ancho, 1,54 de alto y 2,60 metros de distancia entre ejes, quedando un espacio en el maletero con capacidad de 405 litros para el equipaje.
 
El diseño del nuevo Q2 toma ahora una apariencia más robusta y deportiva al incorporar paragolpes rediseñados, luces LED de serie, una parrilla Singleframe octogonal más estrecha y grandes entradas de aire en forma pentagonal, creando un frontal que parece más ancho. Al igual que sucede en sus ‘hermanos’ mayores, puede montar también el sistema de iluminación Matrix LED, un elemento opcional que mejora la visión en conducción nocturna.
 
En este avanzado sistema de iluminación, siete LED individuales integrados en un módulo compartido producen un haz de luz de alta intensidad controlado de forma inteligente, que ilumina siempre la carretera con la mayor intensidad posible, sin deslumbrar a los demás usuarios. La luz diurna se genera mediante diez diodos luminosos instalados tras los componentes ópticos de forma romboidal, mientras que otros siete LED adicionales crean la señal lumínica de los intermitentes dinámicos.
 
Los motivos poligonales del frontal también se trasladan a la parte trasera y a la línea de los hombros, añadiendo hendiduras bajo los pilotos posteriores y líneas muy esculpidas que aportan un toque de personalidad. La paleta de colores de la carrocería incluye cinco nuevos tonos –verde manzana, gris Manhattan, azul Navarra, gris Flecha y azul Turbo-, y los blade de los pilares traseros van pintados en el color de la carrocería, aunque también pueden ir en tonos negros, grises, plateados y carbono (opcional).
 
La oferta mecánica consta de dos motores diesel TDI de 116 y 150 CV y tres mecánicas gasolina TFSI de 110, 150 y 190 CV, con tracción delantera y algunas versiones equipadas con el eficaz sistema de tracción integral quattro, que ahora monta un embrague multidisco de última generación que puede transferir el par motor a las ruedas traseras si las delanteras pierden adherencia, con la ventaja de que también es más ligero.
 
También hay cambios en el interior del Audi Q2, empezando por las salidas del aire del salpicadero, que ahora adoptan forma circular de estilo aeronáutico, un nuevo diseño en la palanca del cambio manual o el selector del S tronic y la posibilidad de montar el Audi Virtual Cockpit, que sustituye la instrumentación analógica por una pantalla de 12,3” con información a color configurable según las necesidades del conductor. De serie viene con el sistema de entretenimiento MMI radio plus de 7” con sintonizador DAB+, y algunas versiones montan el MMI Navigation Plus de 8,3” con manejo desde el mando giratorio MMI touch situado en la consola central, existiendo numerosas opciones de personalización del salpicadero con materiales y luces ambiente.
 
Existen tres tipos de suspensión que marcarán el tacto al volante del Q2. De serie viene con la suspensión estándar, confortable para todo tipo de situaciones, y opcionalmente se puede solicitar con suspensión deportiva, que rebaja 10 milímetros la altura de la carrocería y ofrece un comportamiento más dinámico (incluida en el paquete S-Line), con una tercera opción de suspensión adaptativa ‘dumper control’. En todos los modelos monta la dirección progresiva de serie y el Audi Drive Select, con cinco modos de conducción.
 
En materia de seguridad las novedades se centran en la incorporación del Audi pre sense front, que emplea un radar para monitorizar lo que sucede alrededor del coche, un equipamiento de serie que advierte de colisiones inminentes con otros vehículos, peatones o ciclistas, y si el conductor no reacciona puede llegar a frenar el coche de forma automática.
 
Los precios de la versión básica (30 TFSI) arrancan en 27.960 euros, añadiendo 2.140 euros para el acabado Advanced y otros 1.250 euros en el acabado S-Line, que ya viene con llantas de aleación de 18”, suspensión deportiva y asientos deportivos delanteros, entre otros elementos. También hay una versión Black Line (+1.250 euros sobre el acabado S-Line), que monta llantas de aleación negras de 19” y terminaciones en negro.
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium