Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Audi gama S

José A. Prados

28 julio 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Un total de 20 modelos en varios tipos de carrocerías, con potencias de 231 a 605 CV puestos a prueba en el circuito de Los Arcos,

En Audi pueden presumir de tener una de las gamas deportivas más completa del mercado, con versiones que se extienden desde el compacto S1 a la berlina de lujo S8, alimentadas con potentes motores de gasolina, y ahora también diesel en los SUV de altas prestaciones del fabricante alemán, el SQ5 y el SQ7. Hay para todos los gustos, y siempre con el toque elegante que aporta el fabricante alemán en una serie de vehículos que lucen con orgullo la ‘S’ en su carrocería como símbolo de elegante deportividad.
 
La historia de la familia S de Audi se remonta a 1985, cuando Walter Röth y Christian Geistdörfer ganan el Rally de San Remo con un Audi Sport Quattro S1 y ese mismo año es Michèle Mouton quien obtiene la victoria en la subida a Pikes Peak con una evolución del quattro S1, batiendo además el récord de la prueba. En 1990 llegaría el S2 Coupé de 220 CV con una variante del motor de cinco cilindros en línea turboalimentado del S1 de competición y en 1992 llegaron el S2 Avant y el S2 berlina en 1993 con 230 CV.
 
A partir de ese momento, las versiones S han estado presentes en la gama de Audi, con sucesivas evoluciones en los motores: del cinco cilindros turboalimentado se pasó al V6 biturbo del S4 en 1997, en 2003 llegó el motor 4.2 V8 con caja de cambios Tiptronic y en 2012, cuando Audi logró la victoria en las 24 horas de Le Mans con el R18 e-tron quattro y su mecánica híbrida diesel, se presentaba el primer S con motor diesel, el SQ5.
 
En la actualidad, son 20 modelos los que componen la gama S, con carrocerías de todo tipo –coupé, berlina de tres y cinco puertas, familiar, cabrio y hasta SUV- y prácticamente se puede encontrar un S en cada modelo de la gama, a excepción del R8, que ya tiene suficiente deportividad, el recién llegado Audi Q2, que posiblemente también la tenga más adelante, y el Q3, que ya cuenta con una versión RS.
 
Todos ellos tienen en común, además de motores de alto rendimiento, un chasis adaptado a la potencia y tipo de conducción, el sistema de tracción integral quattro, muy eficaz a la hora de gestionar trazados con muchas curvas y en condiciones de baja adherencia, un mayor equipamiento y una estética más deportiva con algunos elementos aerodinámicos, aunque siempre con elegancia.
 
Además, hay otros elementos diferenciadores en el exterior del vehículo, como la parrilla Single Frame con listones dobles horizontales, 4 salidas traseras de escape y retrovisores exteriores con la carcasa de aluminio. Opcionalmente se puede solicitar la parrilla frontal y los retrovisores en negro.
 
Y para conocer a fondo la familia S, Audi España nos preparó un evento muy completo que incluía rutas muy diversas por las carreteras de Navarra, algunas muy divertidas en zonas de montaña con buen asfalto, poco tráfico y muchas curvas, todo ello con el verde decorado de los bosques y una climatología ideal. Aquí nos pudimos hacer una idea de cómo se comportan algunos de los modelos S en ruta, en concreto tuvimos ocasión de conducir un S3 Cabrio de color blanco con motor 2.0 TFSI de 310 CV, cambio S Tronic de doble embrague y tracción quattro de serie, que cuesta 59.000 euros, un S4 Avant en color amarillo con el motor 3.0 TFSI de 354 CV, cambio tiptronic de ocho velocidades, sistema de tracción quattro y una capacidad de maletero de 505 litros, desde 75.680 euros.
 
La prueba de fuego fue en la jornada de tarde en el circuito de Los Arcos, donde con la ayuda de los monitores de la Escuela de Conducción Audi, pudimos sacar una buena parte del rendimiento a estos magníficos deportivos. La jornada comenzó con una frenada a fondo en plena recta cuando circulábamos a unos 100 km/h y una esquiva a un coche que estaba detenido –simulado con conos- en nuestra trayectoria, donde pudimos comprobar la excelente capacidad de frenada y la agilidad para salvar el obstáculo en plena frenada.
 
A continuación entramos ya a la pista y comenzamos con la primera mitad del trazado, en ambos sentidos, guiados por un monitor y siguiendo el recorrido marcado con conos para hacer la mejor trazada. En cada vuelta se iba incrementando el ritmo y notábamos las reacciones del coche en frenada, apoyo y aceleración al salir de curva. Es lo más parecido a un coche de carreras, y aquí es donde realmente se puede probar el potencial que tienen. Tras realizar los ejercicios en las dos mitades de la pista, y tras una pausa para reponernos del fuerte calor, empezaron las tandas en el circuito completo, una dosis adicional de diversión con todos los modelos disponibles: S4 y S4 Avant, S5, S6 y S6 Avant, S7 y TT S. Al finalizar la jornada, los frenos y los neumáticos pedían un descanso, y algunos de nosotros también.
 
Una de las sorpresas ha sido el SQ7, un SUV de tamaño grande equipado con el motor diesel 4.0 V8 de 435 CV y un par de 900 Nm que proporciona un empuje bestial en cualquier situación gracias a la ayuda de dos turbocompresores que se activan de forma selectiva y un compresor eléctrico (EPC) situado detrás del radiador del aire de sobrealimentación, una solución que elimina cualquier retraso de respuesta del turbocompresor. Se alimenta con una segunda batería de iones de litio de 48 voltios y cuesta la friolera de 113.130 euros.
 
El listado de precios de la gama S de Audi parte de los 35.990 euros del S1 y llega hasta los 162.660 euros del S8 Plus, entre un 30 y un 40% de incremento sobre los modelos más potentes, incluyendo como diferencias básicas un tren de rodaje adaptado, mecánicas de alto rendimiento, un mayor equipamiento y una estética deportiva que no pasa desapercibida, sin llegar a resultar excesiva.
 
Los precios de la gama S son los siguientes:
Audi S1: 35.990 €
Audi S1 Sportback: 36.720 €
Audi S3: 49.200 €
Audi S3 Sportback: 51.080 €
Audi S3 Cabrio: 59.000 €
Audi S3 Sedan: 51.810 €
Audi S4: 73.590 €
Audi S4 Avant: 75.680 €
Audi S5 Coupé: 78.060 €
Audio S5 Sportback: 78.060 €
Audi S5 Cabrio: 87.060 €
Audi S6: 95.030 €
Audi S6 Avant: 97.880 €
Audi S7 Sportback: 103.200 €
Audi S8: 136.460 €
Audi S8 Plus: 162.660 €
Audi TTS Coupé: 60.850 €
Audi TTS Roadster: 63.890 €
Audi SQ5: 80.110 €
Audi SQ7: 113.130 €
 
José A. Prados (Pamplona) – www.vidapremium.com
Leer revistas
Revista nº 82 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium