Jueves, 13 de mayo de 2021
Novedades

Subaru Impreza EcoHybrid

Subaru Impreza EcoHybrid
Subaru Impreza EcoHybrid

Tan Subaru como siempre, con motor bóxer de gasolina, tracción 4x4 permanente, la seguridad más avanzada y además, híbrido.
VidaPremium / Actualizado 14 marzo 2021
Como hace el resto de marcas, Subaru está electrificando su gama. Con la misma tecnología ya vista recientemente en el Forester EcoHybrid y el XV EcoHibrid, llega ahora el Impreza EcoHybrid para adaptarse a los nuevos tiempos más ecológicos, sin perder ninguna de las virtudes de seguridad, confort y utilidad que le caracterizan.
 
Pocos cambios de diseño
Aunque se trata de un vehículo de tracción total, no hay que engañarse porque estamos ante un modelo con vocación ciudadana, con un diseño exterior similar al Ford Focus actual. Esta quinta generación del Impreza (la cuarta no llegó a España), además de incorporar la mecánica híbrida refresca algunos detalles estéticos, como los faros y pilotos traseros, nuevos paragolpes (el frontal con un gran toma de aire inferior), llantas de 17 pulgadas.
 
En el interior nos gustan los buenos ajustes de los paneles, con alta sensación de calidad y levas del cambio de marchas tras el volante. El agradable tejido textil de las puertas se ha rediseñado, al igual que detalles como los acabados en negro brillante que rodean los mandos del climatizador. El tamaño no cambia, con un amplio habitáculo, espacio holgado para las piernas en las plazas traseras y un maletero de 340 litros.
 
También aparecen mejoras en los sistemas de seguridad, como la tercera generación del reputado “Eyesight”, con dos cámaras estereoscópicas que monitorizan las condiciones del tráfico para alertar al conductor e incluso actuar si no toma acciones evasivas, incluso si se trata de peatones o ciclistas.
 
Unidad de potencia
Siendo un modelo urbano, el Impreza EcoHybrid se beneficia de la etiqueta ECO de la DGT que le permite circular en ciudad sin restricciones. Cuenta con un motor de gasolina de 2,0 litros de cilindrada, acoplado con otro eléctrico de 16,7 CV para obtener 150 CV de potencia, trabajando conjuntamente. El par máximo es de 194 Nm, una cifra muy notable que se agradece al recuperar desde bajas revoluciones.
 
La tecnología híbrida e-Boxer incluye una batería de ión-litio de alto voltaje, conversor de corriente continua, motor eléctrico e inversor. La batería va alojada detrás de los asientos traseros, montada en un chasis auxiliar bajo el piso del maletero. Dotada de un sistema de ventilación forzada, permite almacenar energía para recorrer hasta 1,6 km en modo totalmente eléctrico. El motor de arranque es reversible, pues funciona también como generador de corriente para la batería, eliminando el tradicional alternador.
 
El motor eléctrico está integrado dentro del cambio automático Lineartronic, del tipo variador continuo, que cuenta con siete relaciones prefijadas que pueden seleccionarse a voluntad con la palanca de cambios o con las nuevas levas acopladas en el volante.
 
Al volante
Si arrancamos suavemente, hasta los 40 km/h y siempre que la batería tenga carga suficiente, funciona solo el motor eléctrico, entrando a continuación el motor térmico de modo casi imperceptible. En un semáforo, el motor boxer se apaga si la batería está cargada; en caso contrario se encarga de cargarla automáticamente.
 
Una vez en marcha, siendo un Subaru, no hace falta recordar que disfruta de la seguridad que otorgada por  la tracción total permanente y el bajo centro de gravedad de su plano motor bóxer, lo que se nota para bien en términos de agilidad y agrado de conducción.
 
Confortable y silencioso, nos ha parecido un coche de comportamiento agradable y equilibrado, poco dado a los excesos aunque capaz de mantener un ritmo de marcha elevado y confiable, dada la seguridad que transmite su tracción total ante cualquier imprevisto. En todo caso, sus 150 CV y buen par motor permiten adelantamientos rápidos (10,0 segundos en el 0-100 km/h), además de no desentonar en tramos sinuosos, al contar con el sistema ATV, que frena las ruedas interiores de las curvas y envía fuerza a las exteriores, reduciendo el subviraje.
 
Homologa un consumo medio de 7,7 litros cada 100 km. Una cifra honesta, cercana a los 8,2 litros que hemos registrado en nuestro breve recorrido de pruebas 60 minutos de duración, realizado sin buscar el ahorro en ningún momento.
 
Cuenta con el sistema SI-DRIVE, con dos modos de entrega de potencia, Inteligent y Sport. El primero para una conducción suave y confortable y el segundo más dinámica, aunque no podemos calificarla de deportiva: no olvidemos que estamos ante un coche con vocación familiar penalizado por el funcionamiento algo “burgués” del cambio automático CVT, a pesar de haber eliminado en gran medida su típica sensación de resbalamiento al acelerar a fondo
 
Deja de comercializarse el Impreza anterior, con motor 1.6 de gasolina, por lo que el EcoHybrid es el único de la gama. Además, lo hace en un solo acabado, denominado Urban, con un irreprochable nivel de equipamiento y un precio de 33.250 €, al que se pueden descontar 2.000 como campaña de lanzamiento.
 
FICHA TÉCNICA
Subaru Impreza EcoHybrid Urban
DIMENSIONES
Longitud: 4,47 metros
Anchura: 1,77 metros
Altura: 1,51 metros
Peso: 1.515 kilos
Maletero: 340 litros

MOTOR TÉRMICO
Combustible: gasolina, atmosférico
Posición: delantero boxer
Cilindrada: 1.995 cc
Número de cilindros: 4
 
MOTOR ELÉCTRICO
Posición: delantero
Potencia eléctrica: 16,7 CV
Batería: 118 V. 0,57 kWh
 
PRESTACIONES COMBINADAS
Potencia: 150 CV
Par máximo: 194 Nm
Cambio: automático de variador continuo CVT de 7 etapas
Tracción: total permanente
 
PRESTACIONES
Velocidad máxima: 192 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 10,0 segundos
Consumo medio WLTP: 7,7 litros/100 km

PRECIO: 33.250 €
 
J. Miguel Quinatana www.vidapremium.com