Martes, 26 de enero de 2021
Tiempo libre

La Fillaboa 1898 añada 2016

La Fillaboa 1898 añada 2016
La Fillaboa 1898, añada de 2010

Bodegas Masaveu anuncia el lanzamiento de la nueva saca de su Albariño, calificada de excelente por la Denominación de Origen Rías Baixas.
José A. Prados / Actualizado 13 enero 2021
La próxima añada de La Fillaboa 1898 será la de 2016, calificada de excelente por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, un vino que saldrá al mercado en 2022 tras una crianza sobre sus lías en depósitos de acero inoxidable de mínimo seis años.
 
Y esto sucede mientras la bodega gallega, situada en Salvaterra do Miño, en la frontera natural con Portugal, junto a los ríos Tea y Miño, sigue cosechando premios y reconocimientos de los medios especializados, como ‘Gran Alvariño de Oro 2020’, ‘Best in Show’ en Decanter 2020, ‘Medalla Gran Diamante’ en el Concurso Internacional Vino y Mujer 2020… Y ahora es la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV) quien le otorga su premio, en su XII edición, de ‘Mejor Vino de España’, en la categoría de vinos blancos sin barrica, a este vino de la añada 2010 de Bodegas Fillaboa, perteneciente a Masaveu Bodegas.
 
La Fillaboa 1898 2010 procede de las mejores uvas de ocho parcelas y ha permanecido entre seis y nueve años de crianza sobre lías finas lo que confiere a este albariño un volumen y redondez en boca, difícil de encontrar en este tipo de vinos. Además, mantiene la frescura de los albariños jóvenes y potencia la complejidad y elegancia de los grandes vinos blancos.
 
Según la organización, “este premio no solo valora la calidad del vino, sino que también está directamente relacionado con lo noticiable del mismo por medios de comunicación y sus periodistas, que determinan la conveniencia de su publicación o difusión”.
 
Para José Masaveu, director general de Bodegas Masaveu, “este premio es un gran honor ya que es concedido por profesionales acostumbrados a catar una enorme cantidad de magníficos vinos”. Y añade que “este albariño surgió a raíz de la apuesta de Fillaboa por la investigación y es una perfecta demostración de la capacidad de esta variedad autóctona de uva gallega para mantener la juventud, frescura y mejorar con el tiempo en complejidad sin necesidad del uso de barricas. Se trata de un sorprendente ejemplo de longevidad del albariño resultando un vino con unas cualidades organolépticas que sorprenden a los paladares más exigentes”.