Jueves, 29 de octubre de 2020
Complementos

La terapia percusiva de Therabody

La terapia percusiva de Therabody
Therabody PRO

Mediante tecnología de percusión científicamente calibrada, se adentra en los músculos facilitando la recuperación tras el ejercicio.
José A. Prados / Actualizado 15 octubre 2020
Una lesión cambió la vida del quiropráctico Dr. Jason Wersland, quien en 2008 comenzó un proyecto que dio vio la luz en 2016 bajo el nombre de Theragun tras más de una década de investigación sobre la terapia de masaje percusivo a partir de una tecnología patentada de última generación que consigue reducir eficazmente la tensión muscular, acelerando la recuperación tras la realización de ejercicio y mejorando el rendimiento de los atletas de cualquier nivel.
 
En 2020, Theragun cambió su nombre a Therabody, continuando su misión de proporcionar soluciones de bienestar natural a través de la innovación a través del masaje de percusión, extendiendo su renombre a nivel mundial entre fisioterapeutas y deportistas de más de 60 países, incluido España.
 
Los dispositivos que comercializa Therabody se basan en la Terapia Percusiva patentada y están calibrados para adentrarse profundamente en los músculos, estimulando el calor y el flujo sanguíneo, lo que ayuda a introducir oxígeno y eliminar toxinas, mejorando la salud y la funcionalidad de los músculos de los atletas tras una sesión de entrenamiento o de los deportistas aficionados.
 
La Terapia Percusiva de Theragun se fundó en la comprensión basada en la evidencia de cómo la combinación de presión y vibración puede tener beneficios terapéuticos. Por lo tanto, como líderes mundiales de la terapia de percusión, Therabody se ha comprometido a colaborar con los principales académicos para realizar y publicar investigaciones directas con sus dispositivos. Investigaciones que ayuden a hacer que los dispositivos y la educación sean los mejores de la clase. Hoy en día Theragun cuenta con 20 proyectos de investigación en curso en 11 instituciones académicas.
 
Esta Terapia Percusiva trabaja hasta un 60% más profundo que los masajeadores de vibración mediante el uso de nuestra combinación única de profundidad, velocidad y fuerza científicamente calibrada. La velocidad y frecuencia con la que los dispositivos de Terapia Percusiva Theragun se acercan y luego salen del cuerpo evitando que el cerebro se acostumbre a la estimulación maximiza los efectos terapéuticos cada vez que el dispositivo hace contacto con tu cuerpo. Además, la estimulación continua distrae al cerebro del dolor, al tiempo que brinda un tratamiento profundo y efectivo más cómodo que la terapia manual.
 
En el desarrollo de los productos Therabody se ha buscado siempre un funcionamiento lo más silencioso posible, pero sin sacrificar la potencia y el rendimiento. Todo este proceso ha sido un desafío de ingeniería: producir un dispositivo que mantenga la combinación característica de amplitud, velocidad y al mismo tiempo sea tan silencioso como un masajeador normal, puesto que ningún motor podía generar la potencia para mantener la profundidad y fuerza únicas mientras trabajaba de forma silenciosa.
 
Tras 18 meses de investigación consiguieron desarrollar su propio motor con Quietforce Technology™ para que los clientes de Therabody ya no necesiten elegir entre potencia y tranquilidad. Esta cuarta generación de dispositivos aún trata los músculos un 60% más profundo que los masajeadores de vibración domésticos, mientras que ahora pasan más desapercibidos gracias a la reducción dramática en el sonido.
 
La diferencia frente a otros masajeadores del mercado está en los 16 milímetros de amplitud, que tratan el músculo de forma más profunda para liberar la tensión a una velocidad de 2.400 percusiones por minuto -40 cada segundo-, permitiendo anular las señales de dolor al cerebro y haciendo que la experiencia de tratamiento sea más confortable que la terapia manual.
 
Se ha demostrado que la terapia percusiva de Theragun ayuda a nuestro cuerpo en diferentes ámbitos: aumento del flujo sanguíneo, disminución del ácido láctico, mejora del rango de movimiento, hidratar el tejido muscular, prevención de adherencias, calentamiento más rápido, recuperación más rápida, mayor flexibilidad, disminución de la inflamación, mejora de la postura, disminución del dolor muscular y mejora de la calidad del sueño entre otros.
 
La gama actual de Therabody se compone de cuatro modelos que se adaptan a distintos tipos de usuario. Therabody Mini (199 euros) es el más pequeño y está pensado para usarlo durante viajes o vacaciones por su reducido tamaño, con todas las prestaciones en formato compacto. El modelo de acceso a la gama es Theragun Prime (299 euros), con el motor QX65, agarre ergonómico, autonomía de 120 minutos con la batería recargable y cuatro accesorios de fácil limpieza.
 
Para un uso más profesional o intensivo están los dispositivos Theragun Elite (399 euros) con el potente motor QX65 con tecnología QuietForce, integración en la aplicación a través de conexión Bluetooth, pantalla OLED que incluye medidor de fuerza y rango de velocidad personalizable.
 
Y el modelo más profesional de la gama es Theragun PRO (599 euros), que incorpora un brazo giratorio y el diseño ergonómico de agarre múltiple, así como el motor QX150, batería que aguanta hasta 300 minutos de funcionamiento, integración con la aplicación, pantalla OLED y rango de velocidad personalizable, además de un funcionamiento más silencioso. Más información en www.therabody.com