Jueves, 22 de octubre de 2020
Novedades

DSFK F5 CVT

DSFK F5 CVT
DSFK F5 CVT

Primer contacto con el SUV Coupé del gigante chino Dongfeng con motor bifuel GLP, equipamiento Premium y precio imbatible.
Julio Benítez / Actualizado 15 octubre 2020
La marca china DFSK ha desembarcado en España el ‘F5’, un atractivo SUV deportivo con estilo coupé de 4,68 metros, que ha venido dispuesto a revolucionar el segmento D y hacer un significativo guiño a modelos Premium europeos. Incorpora el motor 1.5 de 137 CV con la opción bifuel GLP, cambio automático CVT, distintivo ambiental ECO y equipamiento de alta gama con solo tres opciones, pintura metalizada, kit de gas licuado y garantía ampliable de 4 a 7 años. La dotación de serie es tan completa que hace imbatible su precio, desde 26.495€.
 
El nuevo SUV Coupe del fabricante asiático tiene 4,68 metros de longitud, 1.865 mm de anchura, 1.645 mm de alto y una generosa batalla de 2.790 mm con la que garantiza estabilidad y aplomo, tanto en autovías como en carreteras de curvas.  Por silueta y concepto se asemeja al DS7 Crossback, BMW X4, Alfa Romeo Stelvio y Audi Q5, todos Premium, de los que asume sus mejores cualidades y contenidos para rivalizar con modelos de marcas generalistas.
 
Un modelo chino germanizado
El plan del fabricante chino es ofrecer un SUV Coupe innovador, funcional, con alta conectividad como es necesario en nuestro tiempo, con elevada calidad y precio asequible para un gran público, sobre todo para familias jóvenes. Tiene aspecto robusto, con alta línea de cintura y un perfil descendente desde el pilar B que le da el aspecto de coupé. Toda la iluminación del vehículo es de tecnología LED, con grupos ópticos delanteros integrados que se combinan con una parrilla estrellada, luces diurnas, pilotos traseros que se unen a una tira luminosa que abarca todo el ancho del portón y luz ambiental también de LED en el interior. Otro detalle solo visto en coches de lujo son los faros Full LED que se encienden para dar la bienvenida al conductor cuando se aproxima al vehículo y se desbloquean las cerraduras, así como los retrovisores que alumbran el piso con el logotipo de la marca.
 
La propulsión está a cargo del motor de gasolina con cuatro cilindros 1.5 turbo suministrado por Mitsubishi, que rinde 137 CV y desarrolla un par máximo de 220 Newton-metro. Puede adquirirse en versión estándar sólo con gasolina o en versión bi-fuel para el que añade un depósito para el gas licuado de petróleo (GLP) o denominado también Autogas, por lo que, en ciclo combinado con ambos depósitos, puede conseguir una autonomía de 1.107 km a un coste de 0,07€ por kilómetro utilizando gas, carburante que le da derecho a llevar la etiqueta ECO de la DGT con la consiguientes ventajas para la movilidad en ciudades grandes.
 
Equipamiento de alta gama
La transmisión es automática de variador continuo CVT firmada por el fabricante alemán ‘ZF Friedrichshafen’ que presenta una palanca iluminada estilo aeronáutico con la que puede fraccionar su accionamiento en seis relaciones de modo secuencial. La suspensión es independiente en los dos ejes, con la que consiguen un buen confort de marcha  y una baja rumorosidad en el habitáculo. La marca también destaca el esfuerzo de sus ingenieros para reducir al máximo el nivel NVH (ruidos y vibraciones) con el fin de conseguir valores bajos como de modelos Premium.
 
El SUV F5 está a la venta en versión única, que en España se comercializará mayoritariamente con la opción bifuel (GLP) y con el distintivo ambiental ECO. En equipamiento, la única opción es la pintura metalizada (590€), todo lo demás es de serie y entre lo más destacado incluye: tapicería de eco-cuero en tonos rojo, azul y negro; asientos deportivos delanteros con ajuste eléctrico y calefacción; climatizador automático con microfiltro; techo solar panorámico antipolvo de doble membrana; freno de mano eléctrico; cámara de grabación de la conducción; asientos traseros abatibles; cámara de marcha atrás HD; alarma antirrobo e inmovilizador electrónico; retrovisores exteriores eléctricos y abatibles; control de crucero; limitador de velocidad; ordenador de a bordo; ayuda al arranque en pendiente; control de descenso; llantas de aluminio de 18”; intermitentes LED dinámicos; navegación GPS, volante multifunción; manos libres Bluetooth, sistema de info-entretenimiento Mirrorlink compatible con smartphone’s de aplicaciones Apple CarPlay y Android Auto; equipo de audio con radio AM y FM con 6 altavoces; y unos 50 elementos más.
 
El nuevo DFSK F5 se ha convertido en un automóvil de lujo que tiene la mejor relación precio/equipamiento. No hay en el mercado un modelo de estas características que tenga tantos sistemas de ayuda a la conducción, de confort y multimedia sin sobreprecio. Cualquiera diría que se trata de un modelo lowcost, todo lo contrario, pertenece a un gigante grupo automovilístico Dongfeng Motor Group (DMG) que fabrica coches en China para Nissan, Kia, Peugeot y Honda. Dicho grupo es el tercer accionista del consorcio francés PSA (Peugeot-Citroën-Opel), por lo que, sin hacer espionaje tecnológico,puede acceder a los principales proyectos mundiales del sector.
 
Eléctricos galácticos llegarán en 2021-2022
La empresa importadora en España nos contó que en 2021 tienen previsto matricular 500-600 unidades del ‘F5’. Nos pareció un plan poco ambicioso, pero en el fondo sí que lo es. En 2021 llegará a España otro modelo impactante de la marca, el “SERES 3”, un SUV compacto completamente eléctrico que entra en otra dimensión tecnológica con baterías de alta capacidad. En el próximo verano llegará un crossover eléctrico más potente, el SF5, 100% eléctrico de 694 CV y de una autonomía superior a 500 km con batería de 90 kWh.
 
La última ‘perla’ de la marca que llegará a España en 2022 es como de otro planeta, se trata del SF7, un crossover de 789 kW (1.073 CV) con los que puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9segundos con una autonomía superior a 500 km (NEDC) a través de una batería de 100 kWh. Tras conocer todas esas novedades galácticas, los directivos que representan a la firma en nuestro paísnos soltaron otro bombazo, que el fabricante chino tiene la intención de convertirse en el fenómeno Hwawei de la automoción.
 
Al volante del DFSK F5
Este primer contacto con el ‘F5’ se ha hecho en conducción individual por unos 120 km de autovía y carreteras de curvas. Desde el exterior se aprecia una silueta de coupe con un diseño más europeo que asiático. Su empaque es de coche de alta gama y atractivo por donde se le mire. El morro es agresivo y con encanto, donde aparece una parrilla frontal con puntos en semicírculo que simulan estrellas y con el logo de la marca en el centro. A los lados está flanqueado por grupos ópticos felinos y en la parte baja por un parachoques sobresaliente con focos antiniebla insertados  y en línea.
 
El habitáculo me ha parecido amplio, confortable y con ciertos detalles de lujo. La postura adecuada frente al volante se encuentra en pocos segundos debido a los múltiples ajustes eléctricos.  El asiento del conductor puede tener mucha altura como a mí y a muchos nos gusta, para controlar los extremos delanteros del vehículo y evitar ‘tragarnos’ algún obstáculo o piedra si no la hemos memorizado antes. Los asientos los he notado casi mejor que los del salón de mi casa, tienen un mullido cómodo y están tapizados en piel de napa (en algunos folletos de la marca se dice que son de Eco-cuero), pero lo cierto que tienen buena terminación y con costuras prolijas.
 
La primera parte del recorrido ha sido por autovía a la velocidad máxima permitida y se ha mostrado estable y con buen aplomo. El motor de 137 CV se muestra ágil y potente a pesar de sus más de 1,7 toneladas de peso. Las suspensiones las he notado algo más deportivas que las del ‘580’, porque sus ajustes se han hecho en Europa y proporcionan más dinamismo. Aunque no lo he exigido tanto en curvas, pero lo suficiente para comprobar que se sujeta bien y no muestra inclinaciones pronunciadas.
 
No tiene la respuesta ni las reacciones de un deportivo del mismo tamaño, pero con un rendimiento razonable para lo que se puede hacer hoy día con un automóvil. El 100% del recorrido lo hice con GLP de combustible, que es como se debe hacer para presumir de ecológico. No he podido saber la cantidad de gas que se ha gastado en los 120 km, porque el ordenador del coche solo mide el consumo de gasolina y el de GLP sólo con un indicador redondo de cinco puntos luminosos. La marca dice que la media de GLP ronda los 10,5 litros cada 100 km y  la autonomía entonces puede ser de unos 630 km, ideal para viajar en familia porque además tiene el mejor espacio para acomodar las piernas en las plazas traseras.
 
Ficha técnica:
Motor.- Combustible: gasolina y GLP. Cilindros: 4, en línea. Cilindrada: 1.498 c.c. Potencia máxima: 137 CV (101 kW). Par máximo: 220 Nm. Alimentación: inyección, con turbo e intercooler. Norma de emisiones que cumple: Euro 6 D. Distintivo ambiental de la DGT: ECO.
Transmisión.- Tracción: delantera. Caja de cambios: automática CVT.
Dimensiones, capacidades y pesos.- Longitud: 4.685 mm. Anchura: 1.865 mm. Altura: 1.645 mm. Altura libre al suelo: 200 mm. Distancia entre ejes (batalla): 2.790 mm. Volumen maletero: de 379 a 1.420 litros. Depósito de gasolina: 58 litros. Depósito de gas GLP: 67 litros. Peso en vacío: 1.664 kg. Peso máximo autorizado: 2.065 kg.
Prestaciones.- Velocidad máxima: 180 km/h. Consumo combinado de gasolina: 7,3 litros/100 km; consumo combinado GLP: 10,5 litros/100 km.
 
PRECIOS:
DFSK F5 Basic: 28.995€ (con financiación 26.495€)
DFSK F5 GLP: 30.846€ (con financiación 28.346€)
Garantía: 4 años, ampliable a 7 años o 100.000 km.
 
Julio Benítez - www.vidapremium.com