Lunes, 6 de abril de 2020
Novedades

Ford Kuga 2020

Ford Kuga 2020
Ford Kuga 2020

Ya está a la venta desde 29.000 euros con una nueva plataforma y seis opciones mecánicas, tres de ellas electrificadas.
José A. Prados / Actualizado 25 marzo 2020
Fabricado en la planta de Almussafes (Valencia) para numerosos mercados de todo el mundo, el nuevo Ford Kuga ya está a la venta en el mercado español desde 29.000 euros –sin descuentos promocionales- y varias opciones mecánicas entre las que se incluyen motores de gasolina EcoBoost, diesel EcoBlue, un híbrido enchufable (PHEV) y un híbrido convencional que llegará a partir del mes de septiembre. En condiciones normales firmaríamos esta crónica desde Portugal, donde estaba prevista la presentación dinámica del modelo, pero la actual situación sanitaria ha cambiado la toma de contacto por una presentación virtual.
 
La cuarta generación del Ford Kuga utiliza la plataforma modular C2 –la misma usada en el Ford Focus-, dando lugar a un coche más grande en todas sus cotas: la longitud crece hasta 4,61 metros (8,9 centímetros más), la anchura pasa a 1,88 metros (4,4 centímetros más), es dos centímetros más bajo (1,67 metros) y la distancia entre ejes aumenta dos centímetros hasta los 2,71 metros. Esto se traduce en un habitáculo más amplio en las plazas traseras donde los pasajeros tienen más espacio, así como un maletero algo más amplio, con una capacidad básica de 475 litros, aunque se puede aumentar desplazando la banqueta trasera 15 centímetros hasta alcanzar los 645 litros y una capacidad máxima de 1.543 litros si abatimos los asientos traseros, quedando un suelo plano para cargar objetos grandes.
 
Los cambios en el exterior son ligeros, manteniendo una estética similar a la de los últimos lanzamientos de la marca, en este caso en formato SUV compacto. Las líneas son más esculpidas y elegantes y su silueta es más aerodinámica al ser algo más bajo y reducir los voladizos, creando una mayor presencia sobre el asfalto, además de una mejora en la calidad de conducción, en la que también influirá la reducción de peso del conjunto, que llega hasta los 80 kilos en algunas versiones respecto al modelo al que sustituye.
 
Las novedades más importantes las encontramos en el terreno mecánico y el tecnológico. La variedad mecánica del Kuga no es habitual en otros modelos de este segmento, pues se ofrecen un total de seis motorizaciones, dos gasolina 1.5 EcoBoost de tres cilindros con potencias de 120 y 150 CV, dos diesel 2.0 EcoBlue de 150 y 190 CV –en el caso del 2.0 EcoBlue de 150 CV usa una tecnología MildHybrid de 48 voltios que ayuda al motor de combustión sin mover el coche en ningún momento-, un híbrido del que no tenemos todavía datos técnicos –llega en septiembre- y un híbrido enchufable (PHEV) con motor 2.5 Duratec de 225 CV que puede recorrer hasta 56 kilómetros en modo eléctrico, por lo que obtiene la etiqueta 0 emisiones de la DGT. Se convierte así en el segundo modelo electrificado de la gama Ford, después del Puma, que ya cuenta con una versión híbrida de 48 voltios (etiqueta ECO).
 
Todos los modelos son tracción delantera, salvo el 2.0 EcoBlue de 190 CV, que combina el sistema de tracción total AWD con una caja de cambios automática de 8 velocidades. En el equipamiento de serie de todos los acabados se incluye el selector de modos de conducción con cinco posiciones –Normal, ECO, Sport, Resbaladizo y Nieve/Arena-, que se encarga de optimizar la tracción y el comportamiento del acelerador y la dirección.
 
La gran cantidad de sistemas de seguridad y asistentes a la conducción han convertido al Kuga en uno de los más seguros de su segmento, como acreditan las 5 estrellas logradas en los ensayos de EuroNCAP. De serie viene con el sistema de mantenimiento de carril, control de crucero con limitador de velocidad inteligente (se ajusta a la velocidad máxima en cada tramo), llave personalizada My Key II, asistente precolisión, frenada activa y frenado post impacto. También está preparado para la conducción automática Nivel 2 al combinar el sistema de reconocimiento de señales, control de crucero adaptativo, CoPilot 360º, cámara de visión delantera y trasera y Park Assist 2, siempre que el conductor tenga las manos en el volante.
 
La gama es muy sencilla, con tres acabados que traen un equipamiento muy completo, empezando por el Titanium, que pese a ser el más básico incluye elementos como las llantas de aleación de 17”, sistema de entrada y arranque sin llave, luces LED diurnas, carga inalámbrica para móviles, navegador GPS, sistema de entretenimiento SYNC3, climatizador y sensores de aparcamiento delantero/trasero. El siguiente acabado es ST Line, que añade llantas de aleación de 18”, kit exterior deportivo y pantalla digital de 12,3 pulgadas en el cuadro de mandos. Y, por último, el ST Line X, que añade sistema de audio Bang & Olufsen con 10 altavoces, asientos tapizados parcialmente en cuero, luces de carretera automáticas, cristales oscurecidos, detector de fatiga y barras de techo negras.
 
Los precios de la gama Kuga son los siguientes, sin incluir los descuentos promocionales de la marca (más de 3.000 euros en el lanzamiento):
1.5 EcoBoost 120 CV Titanium: 29.000 euros
2.0 EcoBlue MHEV 150 CV Titanium: 32.100 euros
2.0 EcoBlue AWD 190 CV AT8 Titanium: 37.550 euros
2.5 Duratec PHEV 225 CV AT Titanium: 37.800 euros
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com