Sábado, 28 de noviembre de 2020
Electrónica

Olympus OM-D E-M1 Mark III

Olympus OM-D E-M1 Mark III
Olympus OM-D E-M1 Mark III

El modelo más reciente de la serie OM-D destaca por el estabilizador de imagen, el procesador TruePic IX y un autoenfoque muy rápido.
José A. Prados / Actualizado 16 marzo 2020
Pensando en profesionales y aficionados a la fotografía muy exigentes, Olympus pone a la venta la nueva OM-D E-M1 Mark III, que busca ser un referente en fotografía ágil gracias a innovaciones como el sistema de estabilización de imagen con una compensación de hasta 7,5 pasos en la velocidad de obturación, un nuevo procesador de imagen TruePic IX, autoenfoque rápido y preciso, además de varias funciones que mejoran el resultado final.
 
El diseño del cuerpo sigue siendo de los más compactos y ligeros, empleando para ello una aleación de magnesio para no comprometer la movilidad, además de ser resistente al polvo, salpicaduras y temperaturas bajas, incluyendo también una gama de ópticas de alta resolución y rendimiento para capturar las mejores imágenes y vídeos espectaculares en una gran variedad de escenarios.
 
Al sincronizar los objetivos compatibles con la función de sincronización de la IS y la estabilización de imagen de 5 ejes de la cámara, la E-M1 Mark III consigue una compensación de 7,5 pasos en la velocidad de obturación, que es la mayor estabilización del mercado en la actualidad.
 
Combinada con un nuevo procesador de imagen TruePic IX, un sensor Live MOS de 20,4 megapíxeles y una amplia gama de objetivos M.Zuiko de alta resolución, la estabilización de imagen en 5 ejes garantiza unos niveles mínimos de ruido incluso con alta sensibilidad y una alta calidad de imagen con una distorsión mínima incluso en los bordes de la imagen. Y para aquellos usuarios que necesitan una mayor resolución, la Estabilización del disparo de alta resolución les permite capturar imágenes con una resolución aproximada de 50 megapíxeles sin tener que utilizar un trípode. La función Disparo de alta resolución permite grabar imágenes de alta resolución (que equivalen aproximadamente a 80 megapíxeles) RAW y JPEG.
 
El modo Live ND, que ya tuvo mucho éxito en la OM-D E-M1X, también se ha incluido en este modelo. Sus usuarios pueden seleccionar el nivel del efecto que quieren aplicar, desde ND2 (un paso) hasta ND32 (5 pasos), y comprobar los efectos de la obturación lenta por medio del visor antes de realizar la toma. Esta función elimina la necesidad de cambiar filtros ND ópticos para diferentes escenas y objetivos y es particularmente útil para aquellos objetivos en los que es difícil acoplar filtros.
 
La batería de aleación de magnesio se carga por completo en dos horas a través de un cable USB y ofrece la posibilidad de conectarse a una batería externa si se necesita energía para disparar durante mucho tiempo, por ejemplo en trabajos para fotografiar estrellas o entornos muy fríos donde baja el rendimiento.
 
La cámara cuenta con el sistema AF de detección de fase en chip con 121 áreas de enfoque con cruz para poder enfocar varias partes de la pantalla. Ofrece una cobertura vertical del 75% y horizontal del 80% de la pantalla para tener una mayor amplitud del área de enfoque. Al contar con un logaritmo de AF avanzado, esta función permite enfocar de forma continuada sujetos en movimiento con una gran precisión. Al contrario que en las cámaras réflex digitales, con esta cámara no se pierde precisión del AF al utilizar un objetivo de alta velocidad. La E-M1 Mark III ofrece un enfoque de alta precisión que consigue sacar el máximo rendimiento de objetivos de gran diámetro como los que tienen una apertura máxima de f1.2. También permite llevar a cabo el seguimiento AF/AE con una ráfaga de disparo máxima de 18 fps manteniendo el recuento de píxeles de 20,4 megapíxeles. Además, se puede comprobar el sujeto en el visor durante la ráfaga de disparo para un seguimiento más preciso.
 
La función AF Cielo Estrellado llega para revolucionar el mundo de la astrofotografía. Si en el pasado los fotógrafos utilizaban el enfoque manual, esta cámara ha desarrollado un nuevo algoritmo que permite enfocar correctamente incluso las estrellas más pequeñas del cielo durante la noche, permitiendo un autoenfoque de alta precisión, con la posibilidad de dar prioridad a la velocidad de enfoque (ajuste por defecto), o el modo Prioridad Precisión, que escanea el enfoque de forma precisa y que es muy eficaz para fotografiar estrellas concretas con teleobjetivos.
 
Esta cámara puede adquirirse en establecimientos especializados de fotografía y en la tienda online de Olympus con un precio recomendado desde 1.799 euros en formato ‘body only’ y en diferentes versiones de kit con el objetivo M. Zuiko Digital ED 12-40 F2.8 Pro a un precio recomendado de 2.499 euros, o con el objetivo M. Zuiko Digital ED 12-100 F4.0 IS PRO a un precio recomendado de 2.899 euros. Más información en https://my.olympus-consumer.com/