Lunes, 26 de agosto de 2019
Novedades

Mazda 3 5p Skyactive-G 2.0 122 CV

Mazda 3 5p Skyactive-G 2.0 122 CV
Mazda 3 5p Skyactive-G 2.0 122 CV

El compacto japonés apuesta por una mecánica de gasolina con 122 CV que resulta suficiente para un planteamiento tranquilo.
José A. Prados / Actualizado 23 julio 2019
Inspirado en el estilo de diseño KODO de Mazda, que significa ‘alma en movimiento’, la firma japonesa presentaba hace unos meses en el mercado europeo su nuevo modelo compacto Mazda 3, que con 4,46 metros de longitud llega para animar un poco más el segmento, rivalizando directamente con modelos como el Volkswagen Golf, Opel Astra, Renault Megane o SEAT León, a los que pone en serios aprietos por diseño, tecnología y comportamiento dinámico.
 
El morro afilado y el frontal muy bajo con grupos ópticos muy estrechos en forma de ala, una parrilla de generosas dimensiones que lleva el logo de la firma japonesa en el centro, parabrisas bastante inclinado y una zaga que tiene una pronunciada caída marcan la silueta coupé de este compacto de cinco puertas que se muestra tan original como atractivo.
 
El estilo minimalista domina el interior completamente nuevo del Mazda 3, en el que se combina un cuadro de mandos analógico con el velocímetro en posición destacada detrás del volante y una pantalla multifunción de 8,8 pulgadas que parece emerger del centro del salpicadero, manejándose la mayoría de las funciones desde el mando HMI que hay junto a la palanca del cambio, en este caso manual de seis velocidades, con un funcionamiento agradable y preciso. Debajo de la pantalla, todos los controles destinados al climatizador, que en este acabado es bizona, pudiendo regularse las temperaturas del conductor y acompañante de forma independiente. Todo está bien estudiado, los materiales son de calidad y los ajustes impecables, para que duren muchos años.
 
El espacio en las plazas delanteras es bastante bueno y el conductor cuenta con suficientes reglajes en volante y asientos para alcanzar una postura cómoda. En las plazas traseras no sucede lo mismo, algo más estrechas y penalizadas por una puerta en la que el diseño condiciona una forma un tanto extraña que en nada facilita el acceso, obligando a los pasajeros a bajar mucho la cabeza si no quieren golpearse. Los pasajeros altos verán demasiado cerca el techo, y si alguien quiere viajar en la plaza central, mejor que sea un niño, algo que también es habitual en sus rivales. La capacidad del maletero, de 358 litros hasta la bandeja, no es su faceta más brillante, aunque siempre queda la opción de abatir asientos de forma total o parcial para ganar espacio.
 
Los fabricantes japoneses, entre los que se encuentra Mazda, han decidido dejar de lado el diesel y centrarse en los motores de gasolina como etapa de transición hacia versiones híbridas y eléctricas, y en el caso del Mazda 3 se ofrece con dos variantes 2.0 Skyactive-G de 122 y 180 CV, además de un Skyactive-D 1.8 de 116 CV para quienes todavía confían en el diesel.
 
De los dos motores gasolina, hemos tenido la ocasión de probar durante unos días el de acceso a la gama, con precios que van desde 23.415 euros en el acabado básico (Origen), y desde 26.115 euros en el acabado Zenith de nuestra unidad de pruebas, más interesante porque no supone un gran incremento de precio, que se compensa con el completo equipamiento de serie en materia de confort y seguridad que trae.
 
Se trata de un motor bastante avanzado y bastante original en su concepto, pues, en lugar de tender hacia la reducción de cilindrada (downsizing), en Mazda han creado un bloque de cuatro cilindros en línea de dos litros de capacidad, que va mucho menos apretado y con resultados sorprendentes al llevar sistema de desconexión de cilindros y una micro-hibridación que mejora la eficiencia, obteniendo la etiqueta ECO de la DGT, un punto a su favor para quienes viven en grandes núcleos de población.
 
El planteamiento de este motor está enfocado a obtener unas cifras de consumo casi tan reducidas como un diesel y la suavidad que siempre proporciona una mecánica de gasolina. Los largos desarrollos favorecen que el gasto medio baje mucho cuando salimos a carretera, pero obliga a cambios de marcha más frecuentes en recorridos por carreteras de segundo orden o puertos de montaña.
 
Muy equilibrado en su comportamiento, responde con total nobleza a los requerimientos del conductor y es muy fácil de llevar en todo tipo de asfalto, incluso cuando está muy roto y enlazamos curvas y más curvas. Nada que nos sorprenda, porque era lo que esperábamos de una marca en la que la deportividad se vive de forma intensa. Las prestaciones son suficientes para todas las limitaciones que hay actualmente y el gasto de combustible es asumible: unos 7 litros de media, que distan ligeramente de lo homologado por el fabricante (5,2 litros) y que requiere una conducción muy fina que nada tiene que ver con lo que sucede en la vida real.
 
El acabado Zenith es el mejor equipado en la gama Mazda 3, que con esta motorización se puede adquirir desde 26.115 euros, un precio en línea con la mayoría de sus rivales semi-premium, que incluye un equipamiento de lo más completo de serie, con elementos como la pintura Artic White, llantas de aleación de 18” Gray Metallic con neumáticos 215/18 R18, tapicería de tela negra, pantalla central de 8,8” con sistema de navegación GPS, radio digital, Mazda Connect, HMI Commander, sistema de sonido Bose con 12 altavoces, control de ángulo muerto, aviso de cambio involuntario de carril, freno de estacionamiento eléctrico, asistente de arranque en cuesta, control de crucero adaptativo por radar (MRCC) y G-Vectoring Control Plus
 
Entre los opcionales está la pintura metalizada (500 euros), pintura metalizada Soul Red Cristal (800 euros), tapicería de cuero negro (1.800 euros con Pack Black), el Pack Safety (1.000 euros), muy recomendable porque agrupa elementos de seguridad como el asistente de tráfico y crucero (CTS), detector de tráfico trasero con frenada activa (RCTB), monitor de visión 360º, detector de tráfico delantero (FCTA), detector de fatiga con cámara y sistema de asistencia a la frenada en ciudad trasero (SCBS R), enganche para remolque desmontable (386 euros), cargador inalámbrico para teléfono móvil (154 euros), juego de pedales de aleación (232 euros) o protector de goma para el suelo del maletero (73 euros).
 
Ficha técnica
Nombre completo modelo
Dimensiones
Longitud: 4.460 milímetros
Anchura: 1.795 milímetros
Altura: 1.435 milímetros
Batalla: 2.725 milímetros
Peso: 1.274 kg
Depósito combustible: 51 litros
Maletero: 358 litros
 
Motor
Tipo: gasolina, inyección directa
Cilindros: 4 en linea
Cilindrada: 1.998 cc
Potencia: 122 CV a 6000 rpm
Par máximo: 213 Nm a 4000 rpm
Tracción: delantera
Cambio: manual, 6 velocidades
 
Prestaciones
Velocidad máxima: 197 km/h
Aceleración: 10,4 segundos
Consumo medio: 5,2 litros
Emisiones CO2: 119 g/km
Etiqueta: ECO
Precio: 26.115 euros