Miércoles, 27 de marzo de 2019
Novedades
SALÓN GINEBRA 2019

Audi Q4 e-tron concept

Audi Q4 e-tron concept
Audi Q4 e-tron concept

Este prototipo llegará al mercado en 2020 con la plataforma MEB, una batería de 450 de autonomía y sistema de tracción integral quattro.
José A. Prados / Actualizado 7 marzo 2019
La fase de electrificación de la gama Audi continúa a buen ritmo según hemos podido comprobar en el Salón del Automóvil de Ginebra. El e-tron ya se encuentra a la venta y en 2020 podremos conducir el modelo de serie derivado del Audi Q4 e-tron concept, un modelo completamente eléctrico en formato SUV de 4,59 metros de longitud que emplea la plataforma MEB especial para vehículos eléctricos y lleva un sistema de tracción total quattro.
 
En lo que se refiere a la mecánica, cuenta con dos motores eléctricos que entregan una potencia de 225 kW, transmitiéndose el par al asfalto mediante un sistema de tracción integral, pudiendo acelerar de 0 a 100 en 6,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h (limitada electrónicamente). La batería se distribuye en el espacio libre entre los dos ejes, con una capacidad de 82 kW/h y una autonomía superior a los 450 kilómetros según el ciclo estándar WLTP para vehículos eléctricos. La batería admite cargas de hasta 125 kW de potencia, pudiendo alcanzar el 80% de su capacidad en poco más de 30 minutos.
 
Cada uno de los ejes lleva acoplado un motor eléctrico y un sistema de control electrónico se encarga de la distribución del par de forma óptima, con cálculos tan rápidos que apenas duran fracciones de segundo. En condiciones normales se comporta como un tracción trasera impulsado por un motor eléctrico de 150 kW y 310 Nm tipo síncrono con excitación permanente, pero si el conductor demanda más potencia de la que ese motor puede suministrar, el sistema de tracción total conecta el motor delantero de tipo asíncrono de 75 kW y 150 Nm, redistribuyendo el par con el objetivo de lograr la mejor tracción.
 
Una de las características más destacadas de este prototipo es la gran cantidad de espacio interior al carecer de túnel de transmisión y por la gran distancia entre ejes (2,77 metros). En este sentido, también hay que añadir la sensación de espacio que proporciona la iluminación interior, con colores cálidos que dominan la parte superior en contraste con el suelo, de color oscuro. La parte frontal, los pilares de las ventanillas y la parte superior de las puertas y el salpicadero integran unas microfibras textiles en blanco y beige, empleando gran cantidad de materiales reciclados. Los cuatro asientos van recubiertos en tapicería Alcántara con costuras dobles en hilo grueso, un detalle artesanal para un coche cargado de tecnología.
 
Tras el volante se ubica la pantalla del Audi virtual cockpit, con los elementos más importantes relativos a la velocidad, el nivel de carga y la navegación, a lo que hay que añadir un head-up display de gran formato con realidad aumentada que puede mostrar información de relevancia para el conductor, como flechas direccionales de giro proyectadas directamente sobre la carretera y otros mensajes de alerta ante eventuales peligros.
 
Cuando llegue a los concesionarios a finales de 2020 será el quinto modelo de la firma alemana completamente eléctrico: e-tron que empieza a entregarse este mismo mes de marzo; e-tron Sportback, previsto para finales de 2019; Q2L e-tron GT, únicamente para el mercado chino; y Audi e-tron GT, un coupé de cuatro puertas y altas prestaciones previsto para mediados de 2020.