Jueves, 17 de octubre de 2019
Tecnología
SALÓN GINEBRA 2019

Goodyear AERO

Goodyear AERO
Stand de Goodyear en el Salón de Ginebra

Es el neumático del futuro, todavía en fase de prototipo, que sirve tanto para rodar en tierra como para desplazarse por el cielo.
José A. Prados / Actualizado 6 marzo 2019
En el Salón del Automóvil de Ginebra podemos ver las novedades que proponen los fabricantes, algunas de las cuales llegarán muy pronto a los concesionarios y otras quedarán simplemente en fase de prototipo. Y la industria auxiliar también utiliza este escaparate suizo para mostrar sus avances, como sucede con el fabricante de neumáticos Goodyear, que con el prototipo AERO da un salto hacia la movilidad del futuro, concretamente hacia los coches que se moverán tanto por tierra como por el aire.
 
Lo curioso de este prototipo de neumático sin aire es que ha sido diseñado para equipar a los coches autónomos voladores del futuro, de manera que funcionaría como un neumático convencional para conducir en carretera y actuaría como una hélice para desplazarse por el aire. Estas son algunas de las características más destacadas del prototipo de neumático del futuro:
 
Diseño Multimodal: El AERO es un concepto multimodal de rotor de inclinación. Actuaría como un tren motriz para transferir y absorber fuerzas hacia y desde la carretera en una orientación tradicional y como un sistema de propulsión de avión para proporcionar una elevación en otra orientación. Aplicado a vehículos capaces de ello, el AERO les daría a los futuros pasajeros la libertad de moverse sin problemas de la carretera al cielo. 

Estructura no neumática: Los radios del prototipo proporcionarían soporte para aguantar el peso del vehículo o actuar como las aspas del ventilador para proporcionar elevación cuando el neumático esté inclinado. Este exclusivo neumático sin aire utiliza una estructura no neumática que es lo suficientemente flexible como para amortiguar los golpes cuando se conduce en la carretera, y lo suficientemente fuerte como para girar a las altas velocidades necesarias para que los rotores creen una elevación vertical. 

Propulsión magnética: El prototipo AERO utilizaría fuerza magnética para proporcionar propulsión sin fricción. Esto permitiría las altas velocidades de rotación requeridas para conducir el vehículo en el suelo y, cuando la rueda esté inclinada, levantar un vehículo en el aire y propulsarlo hacia adelante. 

Detección óptica: El AERO utilizaría sensores de fibra óptica basados en la luz para monitorizar las condiciones de la carretera, el desgaste de los neumáticos y la integridad estructural del mismo. 

Inteligencia Artificial: El prototipo también incluiría un procesador de I.A. que combinaría la información de los sensores del neumático con los datos de las comunicaciones de vehículo a vehículo y de vehículo a infraestructura. El procesador de I.A. analizaría estos flujos de datos para recomendar una acción determinada (permitir que un vehículo se adapte a un modo de vuelo o conducción) e identificar y resolver posibles problemas relacionados con los neumáticos antes de que ocurran.