Lunes, 3 de agosto de 2020
Tecnología

BMW R 1200 GS conducción autónoma

BMW R 1200 GS conducción autónoma
BMW R 1200 GS conducción autónoma

Es capaz de acelerar, maniobrar en diferentes curvas, frenar y hasta puede detenerse sola, mejorando la experiencia de conducción.
José A. Prados / Actualizado 16 enero 2019
En el sector del automóvil hemos escuchado mucho hablar de conducción autónoma y ya hemos probado algunos modelos que equipan sistemas que permiten al coche circular por su carril a la velocidad establecida y llegando incluso a frenar si el vehículo que nos precede va a menos velocidad, pero en el terreno de las dos ruedas no se había escuchado hasta la fecha nada en este sentido.
 
La marca pionera ha sido la alemana BMW Motorrand, que ha mostrado en su Centro de Experimentación una R 1200 GS que es capaz de acelerar, maniobrar en diferentes curvas, frenar y hasta detenerse por completo de una forma autónoma, sin ningún tipo de intervención humana. El objetivo es diferente al de los coches autónomos, pues de lo que se trata en este caso es de aplicar la tecnología más avanzada para crear una plataforma segura con la que mejorar la experiencia de conducción y poder evitar accidentes.
 
Se han usado procesos innovadores en la producción del chasis de la moto, el cuadro, brazo oscilante y las llantas están hechas de carbono ligero pero de alta resistencia, ya fabricado industrialmente para la BMW HP4 RACE, demostrando la competencia técnica y excelencia de BMW Motorrad en este campo. Con el objetivo de la máxima innovación y la más alta calidad posible, BMW Motorrad y BMW Automóviles también tienen una estrecha alianza en este campo, donde este material se ha utilizado durante mucho tiempo en la producción en serie.