Domingo, 20 de enero de 2019
Electrónica

El primer televisor enrollable

El primer televisor enrollable
El primer televisor enrollable

La firma LG presenta en el CES una forma diferente de concebir la pantalla dentro de la estancia, con muchas más posibilidades.
José A. Prados / Actualizado 9 enero 2019
Además de ofrecer un alta calidad de imagen y un sonido envolvente que nos traslada a una sala de cine, los televisores se han convertido en un elemento más de la decoración de la estancia. Las actuales pantallas LED y OLED se asimilan a un lienzo con un fino marco que incluso algunas marcas llegan a dotar de un caballete, y en esa carrera de innovación LG acaba de dar un paso de gigante con la presentación en el CES 2019 de Las Vegas del primer televisor enrollable, un avance que cambiará por completo el panorama en los próximos años.
 
El televisor LG Signature OLED TV R (modelo 65R9) introduce en sus formas una variable inédita hasta la fecha, ya que es posible adaptarse a las necesidades del usuario en cada momento mediante un sistema que enrolla la pantalla de forma parcial o completa para que este dispositivo sea menos intrusivo cuando está apagado. Es una muestra más de la avanzada tecnología de la firma LG, que ya presentó en la pasada edición de IFA 2018 el primer televisor OLED 8K del mundo.
 
Se trata de una revolución, tanto en el concepto del televisor como del espacio que ocupa, ya que pulsando un botón la pantalla puede enrollarse sobre sí misma y ocultarse en una base que puede seguir funcionando para escuchar música. El LG Signature OLED TV R cuenta con una pantalla de 65” con tres opciones físicas y de visionado: vista completa (Full View), que garantiza una experiencia de visionado de gran tamaño, con un contraste, profundidad y realismo total a lo que hay que unir la máxima calidad de sonido e imagen potenciados por Inteligencia Artificial (IA) y la segunda generación del procesador inteligente Alpha 9; el modo lineal deja la pantalla enrollada de forma parcial y permite realizar tareas para las que no se necesita la pantalla completa, como consultar el reloj, el tiempo o ver fotos familiares compartidas desde un Smartphone; y, finalmente, la pantalla escondida en su base, que permite disfrutar de contenidos musicales de alta calidad gracias al sistema Dolby Atmos de 100W frontales y 4.2 canales.
 
Este televisor cuenta con los últimos avances, como la posibilidad de gestionar Amazon Alexa mediante comandos de voz, utilizar AirPlay2 y NomeKit de Apple para reproducir vídeos o música desde iTunes, ver fotos en directo desde un Smartphone o consultar a Siri el tiempo que vamos a tener el fin de semana. Todavía no hay fecha de comercialización ni precio del primer televisor enrollable, que puede verse en el CES de Las Vegas hasta el 11 de enero.