Viernes, 13 de diciembre de 2019
Náutica

Rosetti Superyachts 52M

Rosetti Superyachts 52M
Rosetti Superyachts 52M

Es un nuevo concepto de buque de recreo partiendo de la estructura de una embarcación de suministro con amplios espacios abiertos.
Alfonso Galindo / Actualizado 3 enero 2019
Los barcos de lujo de grandes esloras son la especialidad del astillero italiano Rosetti, que nos presenta su nuevo concepto de embarcación de recreo de 52 metros de eslora basada en el estilo de un buque de suministro, pero con todas las comodidades y mucho espacio disponible al aire libre para disfrutar del mar en toda su intensidad cuando se encuentra atracado.
 
Una de las particularidades de este concepto es la flexibilidad del espacio interior y exterior, con una amplia cubierta de popa en la que se pueden alojar tanto los juguetes de agua como un helicóptero para hacer los traslados de los invitados hasta el puerto o el aeropuerto más cercanos.
 
El estudio de diseño Phi Design Lab, capitaneado por el italiano Giovanni Griggio ha creado una cubierta de popa con una superficie de 142 metros cuadrados en la que está el club de playa de grandes dimensiones con capacidad para un helipuerto privado, además de una piscina y zona de relax a la sombra.
 
Pero lo más llamativo es el garaje de popa, que se puede transformar en un club de playa de 80 metros cuadrados de superficie al desplegar las puertas laterales para abrir dos grandes terrazas con vistas al mar. Y delante de esta zona se encuentra el espacio más lúdico del barco, donde los invitados se podrán relajar en el spa, la sauna o el baño de vapor, además de un gimnasio y una piscina con fondo de cristal.
 
Los espacios interiores también han sido revisados por el equipo de diseño con elementos únicos, como por ejemplo el amplio salón que ocupa toda la parte central del barco, con grandes superficies acristaladas y una disposición asimétrica de la zona de relax, situando una chaise lounge en el lado de babor y dos cómodos sofás a estribor, todo ello decorado con elementos de acero y con zonas bien separadas para la zona de estar y el comedor.
 
En la cubierta principal, junto al puente de mando y la zona destinada a la tripulación está también el gran camarote del propietario, con una cama en forma de isla, vestidor, estudio privado, un baño completo y hasta su propio hamman. En la cubierta inferior se encuentran los cuatro camarotes dobles de los invitados, con camas dobles o individuales. También hay sitio para tomar el sol en la terraza, que cuenta con un comedor, ascensor para subir los alimentos desde la cocina y la opción de montar un cine al aire libre.