Domingo, 18 de abril de 2021
Novedades

Ford Mustang

Ford Mustang
Ford Mustang 2018

El deportivo americano luce una línea más afilada, potentes y divertidos motores de 450 y 290 CV, y lo último en seguridad y conectividad.
José A. Prados / Actualizado 14 marzo 2018
El Ford Mustang figura por derecho propio en la historia del automóvil deportivo desde que se presentara allá por 1964 y se iniciara su comercialización un año más tarde. En sus más de 50 años de historia ha pasado por diferentes etapas, pero siempre manteniendo su espíritu original de coche con una estética imponente que no pasa desapercibida, potentes motores y un precio bastante atractivo. Desde el año 2014 se comercializa a través de Ford España y ya acumula más de 1.100 pedidos, que serán muchos más con el modelo que se pone a la venta desde 41.300 euros.
 
Las novedades que aporta el Mustang 2018 son muy importantes, empezando por la línea exterior, que ahora resulta algo más elegante al rebajar la altura del capó, pero manteniendo siempre ese aspecto musculoso tan característico en el que no falta un poderoso frontal en el que el Mustang al galope sigue en un lugar destacado, luces diurnas LED y generosas entradas de aire para refrigerar el motor, incluso en el capó. Y la trasera todavía con más personalidad y fácil de reconocer con los grupos ópticos en blanco y unos pasos de rueda bien marcados para pegarse bien sobre el asfalto.
 
En el interior lo más novedoso lo encontramos detrás del volante, donde los relojes analógicos han dado paso a una pantalla a color LCD de 12” que ocupa todo el espacio del cuadro de mandos y que tiene un aspecto diferente para cada uno de los modos de conducción, dando preferencia a la información que el conductor precisa en cada momento, e incluso ofreciendo la posibilidad de personalizarlo a su gusto con Mustang MyMode. La conectividad también se ha mejorado con el sistema SYNC 3 que enlaza los teléfonos inteligentes con la pantalla del sistema multimedia mediante Apple CarPlay o Android Auto, de manera que muchas aplicaciones se pueden utilizar en marcha con total seguridad, ya que admite comandos de voz para no apartar la vista de la carretera. La única pega que encontramos en el interior son unos plásticos de baja calidad en zonas visibles que desentonan con el conjunto, algo que no aprecian tanto los conductores americanos, pero que en Europa si se valora.
 
Entre otros avances que se han incorporado en materia de seguridad figura el sistema de alerta de cambio involuntario de carril, la alerta de colisión y la cámara de visión trasera que mejora la seguridad en maniobras de aparcamiento. También hay que hacer mención a la suspensión magnética MagnaRide (opcional), que en milésimas de segundo cambia la dureza de los amortiguadores para adaptarse al estado de la carretera o el sistema de calibración del chasis que viene de serie en todos los Mustang, ofreciendo la posibilidad de elegir entre cuatro modalidades de conducción (Normal, Sport, Track y Snow/wet), realizando ajustes en el tacto del acelerador, momento del cambio de marchas (en caja automática), tacto de dirección y momento de entrada en funcionamiento del control de estabilidad, más permisivo cuanto más deportivo.
 
Las novedades desde el punto de vista mecánico también son importantes, empezando por las motorizaciones, que han sido completamente revisadas para cumplir la normativa de emisiones Euro 6, hasta la incorporación de una caja de cambios automática de 10 velocidades con modo secuencial que funciona de maravilla en todas las situaciones, subiendo y bajando de marchas con una rapidez y suavidad increíbles, además de reducir el consumo de combustible, sobre todo en autovía.
 
El motor V8 5.0 Ti-VCT sigue siendo una auténtica joya que enamora desde el momento en que pulsamos el botón de arranque y se pone en marcha la potente caballería. Por los escapes ruge una deliciosa melodía proveniente de sus 450 CV que los entrega de una forma progresiva cuando buscamos exprimir al máximo todas las bondades de una mecánica que sube con alegría hasta las 7.200 vueltas, momento en que solicita añadir otra marcha más para continuar con la fiesta. El consumo es alto, como estarán pensando los lectores, 12,1 litros según la ficha de homologación, y unos 17 litros en nuestra prueba, con unas carreteras despejadas que invitaban a una conducción alegre. Las prestaciones son bastante interesantes, pues alcanza los 249 km/h, que no hemos probado, pero sí que hemos podido sentir la aceleración en nuestro cuerpo, pues es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,3 segundos con el cambio automático y en 4,6 segundos con cambio manual.
 
El modelo de acceso a la gama Mustang cuenta con un excelente motor 2.3 EcoBoost de cuatro cilindros que entrega una potencia de 290 CV y que se muestra muy equilibrado en cuanto a prestaciones y consumo, unos razonables 9 litros de media que no resulta difícil igualar si practicamos una conducción relajada, aunque no es a lo que invita el coche. El sonido no tiene nada que ver con el del V8, ni siquiera cuando lo llevamos en modo Sport, pero a cambio tenemos un coche que corre suficiente y resulta divertido en cualquier situación.
 
La tracción trasera y unas mecánicas de gran nivel invitan a lanzarse hacia carreteras de curvas en las que disfrutaremos con un conjunto muy equilibrado en el que se notan todos los avances tecnológicos introducidos en esta generación. En su versión más potente es un coche que requiere cierta habilidad al volante, porque corre mucho y las curvas llegan tan rápido que se acumula el trabajo. Y eso que cuenta con un diferencial trasero autoblocante que mejora la adherencia en curvas y que interviene sin que apenas lo notemos.
 
Los precios parten de 41.300 euros para la versión más básica, en carrocería Fastback y con el motor 2.3 EcoBoost de 290 CV. El salto hasta el motor V8 5.0 implica añadir 8.000 euros que serán difíciles de justificar en la actual situación que vivimos, pero que si tenemos el capricho siguen siendo los caballos más baratos del mercado. El cambio automático de 10 velocidades –muy recomendable- cuesta 3.000 euros, y si decimos escoger la carrocería descapotable con techo de lona, hay que añadir 4.000 euros más. Por este precio no busquen rivales directos porque los que hay se comercializan al otro lado del Atlántico, tipo Dodge Challenger o Chevrolet Corvette, porque los Nissan GT-R, Porsche 911 o BMW M3 tienen precios astronómicos.
 
FICHA TÉCNICA
Ford Mustang GT 5.0 Ti-VCT
DIMENSIONES
Longitud: 4.789 mm
Anchura: 1.916 mm
Altura: 1.382 mm
Batalla: 2.720 mm
Maletero: 408 l (332 l Convertible)
Peso (vacío): 1.743 kg (1.807 kg Convertible)
 
MOTOR
Tipo: gasolina
Cilindrada: 5.038 cc
Potencia: 450 CV a 7.000 rpm
Par máximo: 528 Nm a 4.600 rpm
Tracción: trasera
Cambio: manual 6 vel/ auto 10 vel.
 
PRESTACIONES
Velocidad máxima: 249 km/h
Aceleración (0 a 100 km/h): 4,3 s
Consumo medio: 12,4 litros
Emisiones CO2: 277 g/km
 
PRECIO: desde 41.300 euros
 
José A. Prados (Niza, Francia) – www.vidapremium.com