Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

Jeep Renegade 4xe y Compass 4xe

Julio Benítez

1 agosto 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

Con propulsión híbrida enchufable, potencia de 190 y 240 CV, tracción 4x4, cambio automático y autonomía eléctrica de 50 kilómetros

Los nuevos Renegade 4xe y Compass 4xe son los primeros modelos de Jeep electrificados para  Europa, Oriente Medio y África que se fabrican en la planta de Melfi (Italia). Ambos SUV cuentan con la tecnología de propulsión híbrida enchufable, tracción 4x4, cambio automático y dos variantes de potencia conjunta, de 190 y 240 CV. Las primeras entregas de los dos modelos se harán en septiembre y los precios parten desde 39.750 y 43.200 euros, respectivamente.
 
Con estos lanzamientos, Jeep en concreto y el grupo FCA en general, se instala de pleno en la evolución ecológica, así como cumplir necesariamente con las estrictas normas de emisiones que empiezan a entrar en vigor. Después del verano también estará disponible el Fiat 500e, el popular compacto 100% eléctrico, y entre finales de 2020 y principios de 2021, llegará el comercial Ducato completamente eléctrico.
 
Los Renegade y Compass híbridos enchufables (PHEV) de este primer contacto disponen de idéntica tecnología de propulsión, que consta de un motor de combustión de cuatro cilindros de 1.3 litros con dos variantes de potencia, de 130 y 180 CV, asociados  ambos a un propulsor eléctrico en el eje trasero de 60 CV, con el que logran potencias conjuntas de 190 y 240 CV, sin perder el mínimo de energía en dicho acoplamiento.
 
Autonomía eléctrica de 50 km  con cero emisiones
El Renegade 4xe y el Compass 4xe menos potentes de 190 CV están disponibles con el acabado Limited, que, aunque son las versiones más asequibles de la gama, en Jeep no deja de ser un nivel alto, mientras que las versiones de 240 CV se ofrecen con los acabados Trailhawk (más preparado para conducción off road), y con el tope de gama, el nivel “S”,  equipado como un SUV de lujo. Ambos modelos cuentan con una batería de 11,4 kWh(400 voltios, de iones de litio, manganeso-cobalto) que les permite una autonomía en modo totalmente eléctrico de unos 50 km (la media diaria en uso cotidiano) y con‘cero emisiones’.
 
En cuanto a prestaciones, tanto el Renegade 4xe como el Compass 4xe pueden alcanzar una velocidad máximade 130 km/h en modo eléctrico y con cero emisiones. La velocidad máxima en modo híbrido puede alcanzar a los 200 km/h. La aceleración de 0 a 100 km/h puede ser en 7,9 - 7,5 - 7,3 y 7,1 segundos, según modelo y potencia del motor. El consumo combinado del Renegade 4xe de 190 CV en ciclo WLTP es de 2,1 - 2,3 litros por cada 100 km, mientras que con el híbrido de 240 CV, el gasto mixto es de 2,2 - 2,3 litros/100 km. La emisión media de CO2 es de 49-52 y 50-52 gramos/km.
 
Consumo no superior a 2,5 litros/100 km en ambos modelos
El Compass 4xe, por su parte, consume de media 2,5 - 2,1 litros/100 km en ambas variantes y las emisiones de CO2 sonde 47-49 gramos/km en las dos potencias. En cuanto a par, tanto el motor eléctrico del Renegade como el del Compass, que motoriza en ambos casos al eje trasero, desarrollan un par máximo de 250 Nm,  mientras que el motor de combustión alcanza a los 270 Nm. Los dos SUV cuentan con un segundo motor eléctrico ubicado en el tren delantero que colabora con el motor de combustión para ahorrar combustible y al mismo tiempo generar energía con alto voltaje si es necesario.
 
El sistema de propulsión tiene tres modos de funcionamiento: Hybrid, Electric y E-SAVE, que se activan desde unas teclas selectoras. En todos los modos de conducción actúa el sistema regenerativo de frenado, que recupera energía en las fases de desaceleración o frenadas ligeras. Ambos modelos arrancan en modo híbrido y funcionan en el mismo modo cuando la batería alcanza el nivel mínimo de carga. El modo E-SAVE tiene dos modos secundarios de funcionamiento, uno para ahorrar batería (E-SAVE pasivo) y otro para cargar la batería (E-SAVE activo). En ambos casos utiliza el motor de combustión y se puede elegir desde la pantalla del sistema Uconnect.
 
Capacidad de todoterreno garantizada
El Renegate 4xe y Compass 4xe tienen la capacidad de todoterreno garantizada según los especialistas de Jeep, que realizaron antes de concluir el desarrollo 3.800 km de ensayos desde Turín hasta Arjeplog (Suecia) en todas las condiciones que se puedan enfrentar los futuros propietarios. En concreto, ambos modelos ofrecen dinamismo y diversión en todos los escenarios de conducción, tanto en ciudades como en carreteras y pistas de campo. El sistema 4x4 no es el convencional de Jeep, sino un evolucionado eAWD. La tracción del eje trasero no es proporcionada por un eje de transmisión, sino a través del motor eléctrico de 60 CV.
 
El sistema Jeep Active Drive Low, instalado en todos los niveles de equipamiento de los dos modelos se combina con el sistema de control de tracción ‘Jeep SelectTerrain’, que cuenta con hasta cinco modos de conducción: Auto, Sport, Snow, Sand/Mud y Rock (sólo en las versiones Trailhawk). Con este sistema también se puede gestionar la tracción AWD, ya que cuenta con los bloqueos ‘4WD Lock’ con velocidades de hasta 15 km/h y con la ayuda del motor eléctrico trasero y el ‘4WD Low’ para el máximo rendimiento y potencia en superficies complicadas.
 
Al volante del Compass 4xe
Por razones de protocolo de protección del Covid-19 hemos podido conducir sólo uno por vehículo y con mascarilla, primero por una zona de trialeras pronunciadas lindantes con el circuito del Jarama, y luego por autovía durante 22 km, incluido un trayecto corto por una urbanización en modo completamente eléctrico. Aunque este primer contacto ha sido muy breve, pero suficiente para sacar algunas conclusiones muy interesantes. En primer lugar no habíamos visto nunca un Jeep con un funcionamiento tan suave y silencioso. Ofrece un tacto de manejo y mandos como a medida para cada usuario. Ni siquiera el climatizador, con la ventilación a tope apenas suena.
 
El tramo de conducción off road cumplió sin problemas, con inclinaciones laterales extremas, pozos que dejaban una rueda libre más de un metro del suelo y ascenso o descenso con pendientes superiores a 20 grados. Lo único curioso que Jeep mantiene, como en todos los Compass, un faldón de  plástico blando debajo el paragolpes delantero, supuestamente con pretensiones aerodinámicas, que deja el morro a poco más de 10 cm del suelo,, que suele rozar en algunos desniveles con pocas consecuencias, pero si es un gran inconveniente en suelo embarrado.
 
En autovía se pueden ver dos aspectos interesantes. Uno de ellos corresponde al pedal del acelerador, que parece tener dureza variable, porque de entrada se muestra dócil hasta lograr velocidades razonables, pero de la mitad para abajo del recorrido es algo más duro y requiere algo más de presión para conseguir velocidades altas. Tampoco es  necesario pisar el freno a menudo, porque el sistema regenerativo de energía en las desaceleraciones hace que logre  mejor retención con solo levantar el pie del acelerador que con cambio de marcha.
 
Otra cualidad que sorprende es el tacto del freno, con pisar levemente el pedal se consigue una frenada muy progresiva, disminuye la velocidad en menos metros sin el mínimo efecto clavado. Por último, una vez en la localidad de San Agustín de Guadalix, atravesamos en caravana una urbanización en modo netamente eléctrico, para sorpresa de los vecinos que veían muchos coches pero nada de ruidos ni emisiones. De vuelta en la autovía y para regresar al circuito del Jarama probamos el modo ‘E-SAVE’, con el fin de cargar la batería y en pocos kilómetros se produjo una buena recuperación.
 
Como no puede ser de otra manera, los Renegade 4xe y Compass 4xe disponen de una conectividad inteligente a bordo de fácil uso. Los servicios ‘Uconnect’ tienen funciones específicas para la conducción electrificada, así como conectividad avanzada dentro y fuera del vehículo. Cuenta en todos los niveles de equipamiento con una pantalla multifunción de 8,4 pulgadas que agrupa varios controles del vehículo, navegación, radio, internet e info-entretenimiento. Entre las aplicaciones disponibles se mencionan: MyAssistant, My Car, MyRemote, MyNavegation y MyeCharge.
 
PRECIOS
Renegade 4xe Limited 1.3 PHEV AT6 190 CV       39.750€
Renegade 4xe Trailhawk 1.3 PHEV AT6 240 CV   42.400€
Renegade 4xe S 1.3 PHEV AT6 240 CV                43.400€
 
Compass 4xe Limited 1.3 PHEV AT6 190 CV         43.200€
Compass 4xe Trailhawk 1.3 PHEV AT6 240 CV     45.400€
Compass 4xe S  1.3 PHEV AT6 240 CV                 46.400€
 
Julio Benitezwww.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium