Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

El motor rotativo de Mazda

VidaPremium

29 junio 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Al cumplirse 60 años desde su desarrollo y comercialización, Mazda ha sido la única marca que produjo esta mecánica con éxito.

Felix Heinrich Wankel ingeniero alemán desarrollo, el 1 de febrero de 1957, un prototipo de motor rotativo con una potencia de 21 CV en la empresa alemana NSU Motorenwerke AG. Este motor era el embrión de lo que posteriormente llegó a ser esta tecnología pues giraban en su interior el pistó trilobular y la cámara de combustión. El 19 de enero de 1960 se presentó por primera vez a la prensa y especialistas un prototipo de motor rotativo denominándose ‘motor Wankel’. Ese mismo año, NSU presento un modelo NSU Prinz modificado para llevar un motor rotativo.
 
Mazda y el motor rotativo
En los años 60 Mazda, fabricante situado en la ciudad de Hiroshima, se encontraba en una difícil situación pues el gobierno japonés estaba reestructurando la industria del automóvil en el país y la empresa corría el peligro de desaparecer. El presidente de Mazda, Tsuneji Matsuda, se opuso a que su empresa fuese absorbida con un grupo automovilístico y en 1961 firmó un acuerdo con la empresa alemana NSU para realizar el desarrollo del motor rotativo; con este acuerdo consiguió la independencia y estar en la vanguardia tecnológica.
 
Evolución de la tecnología
Cuando los ingenieros de Mazda comenzaron a trabajar con el motor rotativo se dieron cuenta de unos problemas graves que tenía; excesivas vibraciones, pérdidas de combustible en la cámara de combustión que junto con un consumo excesivo de aceite generaban una gran cantidad de humo blanco y espeso, un desgaste muy acusado de los segmentos de cierre en el rotor,  y además, una entrega de par no satisfactoria a bajas revoluciones.
 
Para solucionar estos problemas, se constituyo un equipo formado por 47 ingenieros, la cifra tiene un significado especial en la cultura japonesa por el mito o leyenda de los ‘47 rōnin (guerreros)’. Finalmente, en 1967, el esfuerzo dio los frutos esperados y se presentó el Modelo Mazda Cosmo Sport con un motor de 2 rotores, primero en comercializarse con esta configuración.
 
Este modelo fue el precursor de otro modelo mítico de Mazda, hablamos del RX-7; lanzado en 1978, era un deportivo compacto con un motor de 2 rotores con una cilindrada de 2x575 cm3, una compresión de 9,4:1 que alimentado por un carburador de doble cuerpo invertido entregaba una potencia de 105 cv a 6.000 rpm. Desde el principio el modelo gusto a los usuarios por su silencio a bajo régimen, la fiabilidad y el aullido del motor a tope de revoluciones.
 
En 1978 el ingeniero Yamamoto hizo una revisión profunda de motor “12A”que dio vida al modelo RX-7  “FB” con un motor que entregaba en Japón 130CV con una versión turbo de 165 CV. Este modelo llegó a Europa en 1981 y entregaba una potencia de115 CV.
 
Un cambio en la versión del RX-7, el modelo ‘FC’, llegó en 1985 con una serie de mejoras, cambio de suspensión con el sistema DTSS y con el motor “13B” que tenía una cilindrada de 1,3 litros y en su versión atmosférica entregaba una potencia de 150 CV, no tardando en aparecer versiones con turbo que daban 180 CV inicialmente, pasando más tarde a entregar 200 CV. Esta última versión realizaba el 0 a 100 km/h en 6” alcanzando una velocidad máxima de 240 km/h.
 
La  tercera generación del RX-7 la ‘FD’ se presentó en 1992  con un turbocompresor doble secuencial entregaba una potencia de 239 CV, realizaba el 0 a 100 km/h en 5,3” obteniendo una velocidad punta de 250 km/h autolimitada. Entre 1978 y 2002 se fabricaron 811.634 unidades del modelo con motor rotativo.
 
Los Mazda rotativos en las carreras
Los RX-7 participaron en muchas carreras con buen éxito. Toda esa experiencia en competición dio lugar al desarrollo de un modelo para participar en las carreras del grupo C. El Mazda 787B fue la culminación del desarrollo de competición siendo el primer coche japonés que ganó las 24 Horas de Le Mans en 1991. El 787B tenía un motor de 4 rotores con una cilindrada de 2.116 cm3 con una potencia de 705 CV a 9.000 rpm y un par de 608 Nm a 6.500 rpm.
 
El futuro del motor rotativo
El concepto de vehículos con motor rotativo continuó en Mazda; en el año 2003 se presento el modelo RX-8 que siguió la estela del exitoso modelo anterior y puso la bases para numerosas innovaciones, apareció un modelo con motor rotativo denominado RX-8 Hydrogen RE que era bi-fuel consumía hidrógeno y gasolina; un monovolumen, el Mazda Premacy Hydrogen RE igualmente bi-fuel, también un pequeño monovolumen híbrido con un motor eléctrico y un motor rotativo dual fuel. Finalmente, estuvo en desarrollo un prototipo de coche eléctrico basado en el Mazda2 que disponía de un pequeño motor rotativo de un solo rotor para cargar baterías y aumentar el rango de utilización.
 
Es posible que un sistema similar se instale en el Mazda MX-30, un SUV eléctrico que estará disponible este año en los concesionarios.
 
Como podemos apreciar, el motor rotativo forma parte del ADN de innovación tecnológica que caracteriza a Mazda en los sistemas de motorización de sus vehículos.
 
F. Prietowww.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium