Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Arcam HDA

José A. Prados

22 febrero 2019

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

La firma británica especialista en audio presenta dos amplificadores integrados (SA20 y SA10) y el reproductor en red CDS50.

Especialistas en equipos de sonido desde el año 1976, en Arcam –firma comercializada en España por Magnetron- no dejan de actualizar su gama de productos, y lo más reciente es la incorporación de dos amplificadores integrados y un reproductor en red dentro de la familia HDA. Estos productos han sido diseñados por Arcam pensando en el disfrute más puro y duradero, pudiendo combinarse entre ellos o usarse de manera individual para extraer el máximo rendimiento a la música durante mucho tiempo.
 
El reproductor en red Arcam CDS50 (849 euros) es el producto de este tipo más avanzado hasta la fecha, capacitado para leer contenidos digitales en streaming con una fidelidad increíble. Dado que el audio digital está compuesto por millones de códigos binarios que posteriormente decodifican los equipos, nuestros oídos no pueden escuchar dicha señal. Porque cualquier archivo reproducido por cualquier fuente, ya sea un ordenador, un reproductor de CD o un smartphone, se convierte en una vibración o, lo que es lo mismo, en audio analógico. 
 
En este sentido, podría decirse que, cuando se reproduce desde un formato digital, el componente esencial es el DAC o, lo que es lo mismo, el convertidor de analógico/digital. Lo que hace este convertidor es traducir ese código binario (que no tendría vida de otra manera) en energía de sonido audible.
 
Por su parte, la profundidad de bits es una medida clave para la calidad de audio. Así, cuando se escucha una copia WAV de 24 bits a través de un DAC que solo convierte a 16 bits, una buena cantidad de detalles se perderán. Por esta razón, Arcam ha incluido un DAC de 32 bits en toda la gama HDA, la profundidad de bits más utilizada en la grabación digital, y lo que garantiza una imagen auditiva completa de lo que quiere transmitir el artista.
 
Amplificador integrado Arcam SA20. Cuando se habla de amplificadores digitales, hay dos problemas frecuentes: por un lado, los de clase A, que es la elección más común por parte del audiófilo, utiliza una única fuente de alimentación que funciona constantemente a plena capacidad, incluso cuando no hay señal. Esto resulta perfecto a la hora de reproducir detalles sutiles en niveles bajos, pero está continuamente proporcionando una potencia extrema, incluso cuando no es necesario.
 
Por otra parte, la clase de amplificador más común, A/B, cambia entre los dos amplificadores internos, uno para cada mitad de la forma de onda. Se trata, por tanto, de una alternativa mucho más eficiente, pero a menudo se puede producir una distorsión cruzada, ya que los detalles de bajo nivel pueden perderse en cualquier desajuste entre los dos cambios.
 
El amplificador integrado SA20 trabaja con Clase G o, lo que es lo mismo, un amplificador híbrido que utiliza la Clase A específicamente para señales de bajo nivel y, cuando se requiere, cambia a una fuente de alimentación adicional para las secciones más grandes de la forma de onda. Precio de venta 1.198,99 euros.
 
Amplificador integrado SA10. Una de las cuestiones más habituales en un amplificador de señal es que la ruta que recorre la señal está expuesta a cualquier elemento que genere ruido en el interior del dispositivo. Algo que Arcam tiene muy en cuenta y contra lo que ha luchado en esta gama mediante el uso de componentes de la más alta calidad.
 
El resultado compensa con creces cualquier inversión extra, porque cualquier detalle reproducido a la perfección, por muy pequeño que pueda parecer, es lo que marca la diferencia para que la música cobre vida. Además, el usuario comprobará cómo puede escuchar uno de sus discos favoritos de todos los tiempos a través del SA10, y lo percibirá con la máxima fidelidad a lo que concibió el artista. Algo que se repite con cualquiera de los productos que forman parte de la familia HDA de Arcam. Precio recomendado: 849,99 euros.
Leer revistas
Revista nº 100 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium