Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Alfa Romeo Stelvio

José A. Prados

18 mayo 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

El primer SUV de la marca italiana mide 4,70 metros y cuenta con todos los ingredientes para una conducción muy divertida.

Toma el nombre de uno de los puertos míticos de los Alpes italianos, el paso del Stelvio, que con una longitud de 20 kilómetros y 75 curvas se coloca por derecho propio como una de las carreteras más bonitas de Europa, donde acuden numerosos aficionados a la conducción deportiva para poner a prueba el dinamismo de sus vehículos. El nuevo SUV de la firma italiana llega en un buen momento para la marca, que ha iniciado una fuerte ofensiva de producto que se inició hace un http://admin.vidapremium.com/administracion2/imagenes/sp.gifaño con el Giulia y que ahora deriva en un SUV del segmento D que competirá con los modelos Premium.
 
Con un diseño puramente italiano que se inspira en los modelos que han hecho historia en la marca y un formato que está de moda entre los conductores, la Alfa Romeo mira con optimismo al futuro y retoma la senda de productos con un ADN deportivo y unas líneas que enamoran a primera vista. La típica calandra con el logo de Alfa en lugar destacado se complementa con unas ópticas con luces LED diurnas en forma de boomerang que marcan claramente su silueta.
 
El Stelvio es un elegante SUV de 4,70 metros de longitud que parte de la base del Alfa Giulia, con el que comparte plataforma, mecánicas y otros muchos elementos. La carrocería es más alta, de manera que el conductor no va tan tumbado (190 mm más alto) y también tiene una mayor altura libre al suelo (65 milímetros), de forma que puede circular por pistas sin asfaltar sin que los bajos toquen con el suelo.
 
Su carrocería ha sido esculpida de tal forma que no tiene la apariencia de ser pesada y las proporciones son muy equilibradas, resultando muy atractivo a la vista. La distancia entre ejes se mantiene en 2,82 metros, aumenta el ancho de vías en los dos ejes y tiene un voladizo delantero muy corto, sumando un coeficiente aerodinámico Cx de 0,30, uno de los mejores de la categoría. Con todos estos ingredientes, un reparto de peso muy equilibrado (50/50) y un peso más ligero que sus competidores –desde 1.604 a 1.660 kilos-, el Alfa Stelvio tiene todos los elementos necesarios para lograr un comportamiento dinámico impecable.
 
El puesto de conducción es algo más alto que en la berlina Giulia, pero no da la sensación de estar en un vehículo alto. Los reglajes del asiento permiten una posición muy cómoda al volante y la visibilidad es bastante buena, salvo por el retrovisor interior, que está un poco limitada por la caída de la luneta trasera. Las plazas traseras tienen bastante altura para que viajen personas de 1,80 metros sin agobios, y el único inconveniente es el túnel central de la transmisión, que resta espacio para los pies si alguien viaja en el asiento central. El maletero, de formas muy aprovechables, tiene una capacidad de 525 litros.
 
El interior –heredado del Giulia- tiene detalles de calidad y un diseño bastante atractivo, con la pantalla del sistema multimedia integrada en el centro del salpicadero y materiales como madera o aluminio que decoran las puertas y la consola central. Está bien rematado, con unos ajustes impecables y una gran solidez, a lo que hay que sumar una excelente insonorización del habitáculo, de manera que en los viajes no se percibe el ruido del motor ni del viento, incluso a velocidades altas, debiendo estar atentos al velocímetro, porque no da la sensación de ir tan rápido como en realidad va.
 
Alfa Romeo ha logrado transmitir el concepto de dinamismo y diversión al volante a una carrocería inédita en su centenaria historia, ya que es el primer SUV que comercializan. Tiene un paso por curva tan rápido y un comportamiento tan noble que te olvidas que estás conduciendo un SUV, ya que se maneja como una berlina. El peso reducido, una dirección con respuesta rápida y precisa, suspensiones MultiLink fabricadas en aluminio y unos motores con una respuesta ágil son determinantes en el comportamiento de un coche que por diseño, calidad de acabados y sensaciones al volante puede calificarse como Premium de verdad.
 
En una toma de contacto con recorridos muy variados hemos tenido ocasión de probar tanto mecánicas de gasolina como diesel, apreciando desde el primer momento la excelente calidad de conducción y las buenas sensaciones que transmite el Stelvio en cualquier trazado. En autovías rueda en silencio a unas velocidades sorprendentes con un confort total por ausencia de ruidos, mientras que en zona de curvas se muestra ágil, rápido y muy estable con independencia del estado del firme, porque la suspensión AlfaLink absorben todas las irregularidades con una gran eficacia y la dirección –rápida y precisa- guía el coche por donde el conductor desea en todo momento.
 
Por la calidad de conducción, suavidad y empuje, nos quedamos con los motores de gasolina, una opción muy interesante por las dificultades con las que se va a encontrar el diesel en los próximos años. No resultan ‘gastones’ en una conducción normal, y si practicamos una conducción deportiva el consumo está dentro de lo razonable.
 
Entre los avances que incorpora en materia de seguridad destacamos el control de velocidad de crucero adaptativo, advertencia de salida involuntaria del carril, advertencia de colisión, sistema de frenada de emergencia con detección de peatones y cámara de visión trasera con aviso de tráfico en maniobras.
 
La gama del nuevo Alfa Stelvio (desde 40.300 a 62.000 euros) se configura a partir de dos motores de gasolina 2.0 Turbo de 200 y 280 CV y tres diesel 2.2 Turbo de 150, 180 y 210 CV, en tres niveles de acabado. El más básico es el denominado Stevio, que ya trae de serie faros halógenos, volante de cuero, llantas de aleación de 17”, sensores de aparcamiento traseros, tapicería en tela y pantalla en el salpicadero de 6,5”. En el escalón intermedio está el acabado Super, que por 2.000 euros más añade llantas de aleación de 18”, contorno exterior de las puertas cromado, asientos mixtos tela/piel y espejos exteriores plegables. El acabado más completo Speciale (4.550 euros más) incorpora llantas de aleación de 19”, paquete deportivo que incluye volante en cuero y pedales de aluminio, faros bi-xenon adaptativos, asientos de cuero calefactados con regulación electrónica, navegador con pantalla de 8,8”, cámara de visión trasera y sistema de tracción total inteligente Q4 que en condiciones normales funciona como un tracción trasera y si detecta una pérdida de adherencia puede transmitir hasta un 50% del par al eje delantero.
 
Stelvio 2.0 Turbo 200 CV AT8 AWD Super: 46.900€
Stelvio 2.0 Turbo 280 CV AT8 AWD First Ed: 57.150€
Stelvio 2.0 Turbo 280 CV AT8 AWD First Ed Full: 62.000€
Stelvio 2.2 Turbo 150 CV AT8: 40.300€
Stelvio 2.2 Turbo 180 CV AT8: 42.800€
Stelvio 2.2 Turbo 180 CV AT8 Super: 44.800€
Stelvio 2.2 Turbo 180 CV AT8 AWD: 45.050€
Stelvio 2.2 Turbo 180 CV AT8 AWD Super: 47.050€
Stelvio 2.2 Turbo 210 CV AT8 AWD Super: 48.300€
Stelvio 2.2 Turbo 210 CV AT8 AWD Speciale: 52.850€
 
José A. Pradoswww.vidapremium.com

Leer revistas
Revista nº 81 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium