Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram

A la cima de Larrun en tren

VidaPremium

10 julio 2020

Facebook Twitter
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

En un recorrido de 35 minutos se alcanza una altura de 900 metros a bordo de un tren cremallera donde contemplar los Pirineos Atlánticos.

En un verano atípico en el que muchas personas buscan para sus vacaciones destinos tranquilos y relacionados con la naturaleza, acercarse a conocer el tren de Larrun en los Pirineos Atlánticos puede ser una buena idea. Se trata de un tren cremallera que en un recorrido de 35 minutos alcanza una altura de 905 metros para obtener una vista panorámica de una zona repleta de flora y fauna autóctona, rodeada de bonitas montañas y con el mar de fondo.
 
Todo empezó hace 161 años, cuando la emperatriz Eugenia de Montijo ascendió a la cima de Larrun. Para conmemorar el hecho, en 1859 se hizo levantar un obelisco de granito en la montaña. Años más tarde, en 1912 inician las obras de la vía férrea y un año después, se constituye la Sociedad Anónima de los Ferrocarriles Vascos (Société Anonyme des Chemins de Fer Basques). Al declararse la Primera Guerra Mundial, las obras se suspenden hasta 1919. El 25 de abril de 1924 se inaugura el primer tramo (3 Fontaines); y, el 30 de junio de ese mismo año, la línea hasta la cima.
 
El municipio francés de Sara es una de las localidades más hermosas de Francia, situada a 15 km de la costa y a 10 km de la antigua ciudad de los corsarios como se conoce Saint-Jean-de-Luz. Respira aún la autenticidad, el sabor de lo genuino y aquello excepcional que en su día hallaron en ella personajes célebres como Napoleón III y Eugenia de Montijo, Winston Churchill, Pierre Loti o Luís Mariano.
 
Sus casas blancas con maderas rojas, algunas de las cuales datan del siglo XVI, contrastan con los macizos del Pirineo francés, inmensamente verdes, entre los que se encuentra la mítica cima de Larrun. La estación de salida del tren de Larrun cuenta con varios aparcamientos cercanos y varios proyectos de ampliación que se llevan a cabo en colaboración con la Diputación del Departamento de Pirineos Atlánticos.
 
Aprovecha la subida con el tren de Larrun para visitar los pottok, los míticos ponis de Larrun, una de las razas autóctonas del lugar que en vasco, significa ‘caballo pequeño’, por lo que es la palabra perfecta para designar a esta raza de pony rústico de no más de 1,32 metros que habita, principalmente, al oeste del País Vasco francés. Vive en libertad y en manadas de 20 yeguas acompañadas de su semental, en las cimas de Larrun, l’Artzamendi, Baïgura y Ursuya. Ejercen un importante rol en la preservación de la montaña y cabe distinguir entre el pottok de montaña que habita un mínimo de 9 meses en zona montañosa y el pottok de campo o deporte, que convive con las personas.
 
Por su parte, la oveja Manech luce elegante vestida de lana blanca y su medida no supera los 50 kg de peso, una raza que forma parte del patrimonio local, que se caracteriza por la falta de cuernos en las hembras. Es ágil y una excelente desbrozadora. Su leche la usan los criadores de la zona para la producción de quesos autóctonos como el AOP Ossau-Iraty.
 
Buitres leonados y otras aves rapaces
Sobrevuela en grupo los pastos de altitud de Larrun y contribuye al equilibrio ecológico de la montaña. Con un tamaño que alcanza los 2,70 metros, el buitre leonado es una especie protegida que ha proliferado en los últimos años. Entre sus curiosidades destaca que, en muy poco tiempo, es capaz de ingerir cerca de 2 kg de carne.
 
Nuevas apps para descubrir la cima mítica
Este verano, el Tren de Larrun estrena nuevas aplicaciones gratuitas de Realidad Aumentada y Virtual para niños y adultos, que te puedes descargar gratuitamente a través de Google Play o de la App Store. Para los más pequeños destacan ‘Mi pequeño Pottok’, destinada a niños, a partir de 4 años, que permite encontrar tu pony Pottok en la cima de Larrun. Y en ‘En la pista de las Leyendas’ es otro de los juegos para niños a partir de 7 años, que permite descubrir personajes de la mitología vasca en el paisaje de la cima de La Rhune. Los adultos también pueden descubrir gracias a los contenidos multimedia las riquezas del macizo de Larrun en Realidad Aumentada.
 
Más información sobre los horarios y reservas del tren de Larrún en https://www.rhune.com/es
Leer revistas
Revista nº 101 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium