Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Sonos PLAYBASE

José A. Prados

7 abril 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5) Valorado (4/5)

En su interior aloja 10 altavoces, incluido uno de graves, para crear un sonido 3.0 y se coloca debajo de pantallas planas de hasta 65".

Tres años de investigación han necesitado los ingenieros de Sonos para dar con este nuevo sistema de sonido pensado para colocar debajo de un televisor de pantalla plana y disfrutar tanto de los contenidos audiovisuales de la tele como de otros dispositivos que se conectan de forma inalámbrica. Y si lo que queremos es un equipo de cine sin cables, admite un subwoofer, el Sonos SUB (799 euros) y unos altavoces traseros PLAY 1 (299 euros cada uno).
 
PLAYBASE es la evolución de la barra de sonido Sonos Playbar, pensada para colocar bajo una pantalla plana que está situada en la pared, porque son muchos los usuarios que tienen su televisor sobre un mueble convencional. Comparten algunas características, pero la diferencia es que PLAYBASE es un completo equipo en el que se integran un total de 10 altavoces -3 de agudos, 6 de medios y uno de graves- en un espacio muy reducido de menos de 6 centímetros de grosor. Pesa 35 kilos y soporta pantallas planas de hasta 65”.
 
Este equipo 3.0 –lleva el equivalente a un altavoz central y dos laterales- ha sido diseñado íntegramente por Sonos y se han fabricado numerosas piezas específicas para este equipo. Lo más complicado ha sido integrar el altavoz de graves de 13 centímetros en un espacio tan reducido, donde cada hueco está aprovechado al máximo. La carcasa se ha fabricado a base de una resina y fibra de vidrio, diseñando los orificios que la rodean con una precisión milimétrica para que dejen salir el sonido –en la zona de graves son mayores que en la de agudos- y también puedan recibir la señal de los dispositivos vía Bluetooth.
 
Para solventar el problema de los televisores a la hora de reproducir los diálogos de las películas cuenta con altavoces frontales y laterales, así como una posición ‘diálogos’ que se puede seleccionar a través de la aplicación para smartphones o tablets, desde donde se manejan todos los parámetros –volumen, enlace con otros altavoces…- y también cuenta con un modo ‘noche’ que reduce los graves para no molestar a los vecinos mientras vemos una película. También cuenta con la tecnología Trueplay que ayuda a configurar el sonido adaptado a las características de cada estancia.
 
El sonido es espectacular, porque resulta nítido con todo tipo de géneros, porque vale para contenidos audiovisuales y para escuchar música en streaming desde un dispositivo portátil o a través de diferentes plataformas compatibles. Se puede enlazar con otros altavoces Sonos desde la aplicación y crear uno o diferentes ambientes en la casa, sin desfase en la llegada del sonido a otras estancias.
 
Para comenzar a funcionar, tan sólo hace falta conectarlo a la red Wi-Fi de casa (con cualquier router capaz de emitir en 802.11b/g a 2,4 GHz), o a SonosNet, una red exclusiva inalámbrica de punto a punto, totalmente segura gracias al cifrado especial AES, y que reduce las interferencias de las conexiones Wi-Fi. Ya está a la venta en color negro o blanco, con un precio recomendado de 799 euros. Más información en www.sonos.com
Leer revistas
Revista nº 79 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium