Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Buscar en VidaPremium
Síguenos:
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

Blancpain tribute to Fifty Fathoms

José A. Prados

5 julio 2017

Facebook Twitter Delicious Digg Reddit StumbleUpon MySpace Technorati
Imprimir este artículo Enviar a un amigo Aumentar texto Reducir texto
Valore este artículo:   Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5) Valorado (3/5)

Reedición del original modelo de los años 50 con un calibre 1151, reserva de marcha de 96 horas y una pastilla de hermeticidad.

Los buceadores necesitan en sus inmersiones una herramienta de gran precisión, porque su vida depende de ella en las profundidades marinas. Jean-Jacques Fiechter fue un pionero del buceo deportivo allá por 1950 y al ver que ningún reloj se adaptaba a sus necesidades, movilizó a los equipos relojeros de Blancpain hasta que dieron con la solución a los problemas que planteaba.
 
La corona de doble junta sirvió para resolver el tema de la hermeticidad, pero hubo que crear un sistema una segunda junta interior, porque no estaba atornillada. También se registró una patente por el paso de rosca situado en el fondo de la caja y dieron con el bisel giratorio con mecanismo de bloqueo para evitar errores en la lectura del tiempo en cada inmersión. El tamaño de la esfera aumentó, al igual que el contraste entre el fondo y las agujas, con material luminiscente que se podía leer en la oscuridad. Con todas estas especificaciones, había nacido en 1953 el Blancpain Fifty Fathoms, que respondía a las necesidades de la marina francesa, y de otros países posteriormente.
 
El modelo actual, el Blancpain Tribute to Fifty Fathoms MIL-SPEC se inspira en el original de 1953 y emplea un movimiento calibre de carga automática 1151 compuesto por un total de 210 piezas que se montan de forma artesanal y con la peculiaridad de que incorpora dos barriletes en serie con los que ofrece una reserva de marcha de cuatro días (96 horas). La caja de acero inoxidable de 40 milímetros de diámetro aloja una esfera de color negro en la que resaltan los índices y las agujas rellenos de material luminiscente SuperLumiNova para una mejor visión en la oscuridad. El fondo de la caja es de cristal de zafiro, a través del cual se puede observar la complejidad del movimiento, en especial la masa oscilante de oro macizo cubierta de NAC, una aleación de platino, decorada con el logotipo de Blancpain, y la espiral de silicio, un elemento que destaca por la baja densidad y ligereza, además de ser más resistente a los golpes, sin que se vea afectada por los campos magnéticos.
 
Hermético hasta una profundidad de 300 metros, este reloj pensado para submarinistas se venderá en una edición limitada de 500 piezas que llevan el brazalete textil NATO, o también con uno más clásico de acero. Al igual que en el reloj de los años 50, incorpora la pastilla de hermeticidad, un elemento de seguridad situado a las 6 horas que cambia de color si detecta la presencia de agua en el interior del mecanismo.
 
Ficha técnica
Caja: acero inoxidable
Medida: 40,3 milímetros
Movimiento: automático Calibre 1151
Funciones: hora, minutos, segundos y fecha
Reserva de marcha: 96 horas
Cristal: zafiro antirreflejos
Bisel: giratorio unidireccional
Esfera: negra
Fondo: cristal zafiro
Estanqueidad: hasta 300 metros (30 bar)
Brazalete: textil NATO o acero
Edición: limitada de 500 unidades
Precio: C.P.V.
Más información en www.blancpain.com
Leer revistas
Revista nº 79 Descargar revistas
Boletín de noticias

Nombre:

Email:

RSS
RSS Vida Premium