Miércoles, 28 de junio de 2017
Electrónica

Bowers & Wilkins Serie DB

Bowers & Wilkins Serie DB
Bowers & Wilkins Serie DB

Tres nuevos subwoofers activos diseñados para proporcionar unos graves ágiles y controlados, los más potentes de la marca británica.
José A. Prados / Actualizado 19 mayo 2017
La firma británica especialista en equipos de alta fidelidad presenta su nueva Serie DB de subwoofers activos, compuesta por el buque insignia DB1D y los modelos compactos DB2D y DB3D, una gama que sigue los pasos del revolucionario DB-1, incorporando nueva tecnología digital y avances en el ámbito de los materiales, entre los que se encuentran los conos Aerofoil que se estrenaron en la galardonada Serie 800 Diamond.
 
Los tres modelos albergan debajo de la carcasa una potencia superior –el DB1D integra un amplificador de 2.000 vatios- más dos altavoces en configuración opuesta o ‘espalda contra espalda’ y un recinto increíblemente rígido que ayuda a reducir la distorsión con el fin de proporcionar unos graves ágiles y profundos, situándose como los subwoofers más musicales de su categoría. Al utilizar los conos Aerofoil, con diafragmas ligeros y ultra-rígidos que son más resistentes a la torsión y a la flexión que los conos convencionales, la reproducción de los graves se controla con una precisión excepcional.
 
En el DB1D (4.450 euros) se incorpora un imponente transductor de 12” (305 milímetros) de diámetro, convirtiéndose en el cono Aerofoil más grande producido hasta la fecha por la firma Bower & Wilkins. Además, lleva un amplificador de 2.000 vatios continuos que le proporciona una reserva de capacidad dinámica y una autoridad extraordinarias. Por su parte, el subwoofer DB2D (3.450 euros) y el DB3D (2.450 euros) , emplean el mismo cono que se emplea en los altavoces 800 D3, utilizando amplificadores de 1.000 vatios para obtener una gran potencia en formato compacto.
 
Los tres subwoofers de la Serie DB incluyen conos dispuestos en configuración opuesta y equilibrada, una tecnología desarrollada originariamente para el subwoofer PV1 y que más tarde se incorporó en el DB-1. El resultado es que se reduce sustancialmente la vibración del recinto, asegurando un sonido más limpio y preciso con unos graves impolutos y libres de coloración.
 
La configuración es muy sencilla mediante una App en la que se incluyen guías de posicionamiento, configuración y detección/resolución de problemas, a la vez que puede utilizarse para controlar el nivel de volumen y los modos de audio preseleccionados. Más información en www.bowers-wilkins.es